El Consorcio Almanzora Levante Vélez, objeto de disputas entre los grandes partidos.

Su alianza con el PSOE, podría convertirlo en la llave para un nuevo gobierno del ente supramunicipal

Desde hace días que el borrador del acuerdo de PSOE y Ciudadanos en Huércal Overa, es de público conocimiento ya que los propios protagonistas del acuerdo que desalojó a Domingo Fernández (PP) del gobierno municipal de Huércal Overa se han encargado de trasladar algunos de los puntos en común para esta próxima legislatura.

Las líneas rojas antes y ahora con respecto al partido Popular de Huércal Overa, no tenían que ver mucho con posiciones políticas, sino más bien con enfrentamientos entre el exalcalde Popular y los representantes de Ciudadanos en este importante municipio del Levante almeriense.

Si entre tres, hay dos que no se soportan, en contra de lo sucedido en otros municipios almerienses, en el caso de Huércal Overa, la cosa estaba servida. El partido Popular no estaba dispuesto a entregar la cabeza de Domingo Fernández (ahora diputado provincial), porque éste ganó las elecciones y con mayor respaldo de votos que en las últimas elecciones. Fernández era y es, el gran motivo por el que Ciudadanos no pactaría con el PP. Esa negativa de los Populares, provocó, como hecho colateral, que gobierne el PSOE en Huércal Overa. Fin de la historia. No hay más razones y todo lo que se diga de ahí en adelante forma parte de esto que ahora llamamos “relato”, con el que unos y otros pretenderán justificar el acuerdo. Todo está dentro de las reglas de juego, todo legal, todo posible.

Al parecer, también está dentro del acuerdo, un movimiento que podría desbancar a los Populares del Consorcio de la Basura, que contiene en su interior a los 45 pueblos que integran las comarcas del Almanzora, Levante y Los Vélez.

Hablando en plata, si Ciudadanos y PSOE van de la mano y en bloque, los números del voto ponderado darían para que esa situación se produjese.

El matiz puede ser por ejemplo, que en pueblos como Tíjola, el alcalde de Ciudadanos (3 concejales), está gobernando con el apoyo del partido Popular (4 concejales), en un gobierno también en el que se establecieron dos años para cada candidato. Un acuerdo en bloque en el Consorcio, podría romper los equilibrios. Pero en política todo es posible y lo que suceda, está por verse.

Por otro lado, el alcalde de Albox, quien ha estado dejando caer su intención de hacerse con la presidencia del Consorcio, no parece que vaya a lograr su objetivo; es más, su presión se desinfla ante la alternativa de Ciudadanos, que también podría jugar sus basas en un apoyo explícito hacia el PP, que no necesita del bloque y a quien ya apoyó en la anterior legislatura. Para más inri, también se ha producido alguna reunión entre representantes de C`s y del PP hace muy pocos días.

Dicen en los mentideros políticos que el alcalde de Albox lo que realmente quiere es fijar una tasa por tonelada de basura, algo sobre lo que la justicia ya se ha pronunciado y por lo que el municipio debe devolver al Consorcio más de 500.000 euros cobrados de manera indebida “por no ajustarse a la ley”. No son pocos los representantes de los municipios que entienden que esa devolución debe realizarse. Por supuesto que los 44 pueblos restantes dentro del Consorcio, salvo Albox, están en contra de pagar una tasa, de algo que ahora sabemos que era un cobro indebido.

Como ya dijimos, todo puede pasar, pero de aquí al mes de septiembre todavía quedan por realizarse muchos movimientos. Igual, un paso en falso o una dimisión inesperada, pueden poner en cuestionamiento la debilidad de algunos acuerdos que hasta el momento están pendientes de un hilo.