La fiesta de bienvenida, gratuita y laica, que este miércoles se llevó a cabo en el Paseo Marítimo de Adra, ha sido el pistoletazo de salida para la gran cita musical del verano provincial.

La sexta edición del Juergas Rock no defraudó a las miles de personas que ya este miércoles han copado el municipio de Adra, donde se espera que el impacto económico del festival, deje más de un millón de euros en los comercios locales.

A las cinco de la tarde, cuando el sol calentaba aquí en la playa, como dice la canción, arrancaba la fiesta de bienvenida que supone un regalo a los asistentes; once horas de música de calidad y gratis, algo difícil de ver en el panorama musical nacional.

Arrancaba Frida (a alguien le toca abrir fuego, nunca mejor dicho) y a ritmo de rap daba paso a lo que se prometía como una noche para no olvidar. La banda valenciana (los valencianos fueron mayoría) hizo los ejercicios de precalentamiento para luego dar paso a Cero a la Izquierda, María del Mal, Konsumo Respeto, Pupil-Les, Bourbon Kings, entre otros.

El ambiente cada vez más caldeado se entremezclaba con disfraces originales que podían apreciarse debajo de la carpa y alrededores, con lo que muchos juerguistas respondieron a la convocatoria de la organización.

Mucha potencia y nuevas promesas sobre el escenario. Pero si hubo música por destacar, seguramente hay que señalas a Iseo & Dodosound, la banda navarra que a ritmo de reggae terminó por consumar el incendio.

La mayoría de los grupos más noveles cuentan con una referencia cuando sus letras abordan temas sociales; los refugiados y el derecho de la mujer, son elementos recurrentes a la hora de componer.

El jueves por la mañana el escenario Agústico volvió a convocar a la gente que esperaba a entrar la tarde para que se habilitara el escenario mayor de esta sexta edición de The Juergas Rock Festival.