El Ayuntamiento de Vera ha través del Servicio de Recaudación ha notificado a la familia Prior, la deuda que este matrimonio de origen británico mantiene con el consistorio en concepto de costas, cifrado en 24.483,51 euros.

En el año 2012, la justicia falló en contra de los intereses del matrimonio en un procedimiento en el que “no se podía inferir la responsabilidad del Ayuntamiento hasta no resolver el estado del permiso municipal”; de ahí las costas derivadas de ese juicio.

Posteriormente la justicia ha condenado al Ayuntamiento de Vera a indemnizar con 425.000 euros a los Prior por haber quedado comprobado que la casa fue construida con licencia municipal concedida por el consistorio veratense aunque años después fue declarada ilegal y derribada casi en su totalidad. Solo ha quedado en pie el garaje de la casa, lugar en el que habita esta familia desde que fuera derribada la vivienda en el mes de enero de 2008.

Para la plataforma Abusos Urbanísticos Almanzora-No (AUAN), “esta situación es una vergüenza. Los Señores Prior son las víctimas, pero están pagando un precio infinitamente más caro que cualquiera que haya sido declarado culpable de un delito urbanístico en la última década”.