Miles de personas volvieron a darse cita la noche del sábado.

Miles de dreamers cerraron la fiesta del sábado junto a Anuel AA, Della Fuente, Steve Angello y Marco Carola

La séptima edición del Dreambeach se despidió este sábado de Villaricos después de cuatro días a plena música.

Los autobuses de ida hacia el Dreambeach y las entradas al recinto comenzaban a colapsar antes de las 20.00 horas.

Anuel AA retrasaba su concierto media hora mientras las colas para entrar avanzaban lentamente. No solo los fieles asistentes de los cuatro días de festival estarían allí, sino también particulares que habían comprado su entrada aparte para ver actuar al puertoriqueño en solitario. 

Anuel AA, el puertorriqueño tiene en España una legión de seguidores

Familias enteras fueron al encuentro, al que Anuel agradeció que, sin ser el mejor ejemplo, los padres lleven a sus hijos a sus conciertos.

Ofreció un gran espectáculo en el que contó con un público que conocía todas sus canciones y con un grupo de baile con el que completaba una muy buena puesta en escena, cerrando así una de las pocas actuaciones que el artista dará este año en nuestro país. 

Poco antes de las diez de la noche llegaría el momento de Dellafuente, el granadino acabó actuando en un escenario diferente al que figuraba en el cartel, lo que confundió a muchos de los espectadores, ya que comenzó a actuar en el Open Air San Miguel, mientras que muchos de sus fans lo esperaban en el Mainstage Brugal.

Dellafuente, uno de los encargados de hacer vibrar al público la noche del sábado

Fue el último artista urbano en actuar en el festival, pero mereció la pena la espera, ya que no se guardó ninguna de sus canciones más conocidas, emocionando a la gente con Veneno y volviendo a animarla para finalizar el concierto con su mayor éxito ‘Consentia’.

Artistas como Steve Angello y Marco Carola animaron el festival hasta la madrugada, un encuentro que se despide hasta la próxima edición por el que pasaron casi 200.000 personas.