En la comarca del Almanzora también los vecinos pudieron disfrutar de esta “luna de sangre”, el que según los científicos, es el más largo del siglo XXI.

Desde distintos puntos de todo el mundo -también de la zona-, se observó la fase completa  del fenómeno que comenzó alrededor de las 21:30, y una duración de 102 minutos, aunque no pudo observarse con claridad hasta que el cielo se oscureció por completo.

La noche de este viernes 27 de julio la tierra se situó entre el sol y la luna. Durante esta fase el satélite refleja un tono rojizo que le confiere popularmente el nombre de luna de sangre.