Acuerdo para que los miembros de este colectivo no sean despedidos en julio y agosto

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, se ha reunido con los representantes de los sindicatos CCOO, UGT, CSIF, USTEA y CGT para avanzar en la mejora de las condiciones laborales de los monitores escolares, una medida que ha calificado “de justicia social”, y que ha sido acogida de forma favorable por los representantes sindicales.

Durante la reunión, a la que ha asistido también el director general de Profesorado  y Gestión de Recursos Humanos, Juan Carlos Aunión, el consejero ha informado de que su departamento está trabajando para que este colectivo, integrado por 426 personas, deje de ser fijo discontinuo y se pueda resolver una reivindicación histórica.

De esta manera, los monitores escolares podrán seguir trabajando en los meses de julio y agosto y no serán despedidos durante el verano, como ocurría hasta ahora. Además, el consejero ha añadido que se está llevando a cabo un estudio de necesidades para ampliar el horario de trabajo de este colectivo para el año 2020.Una medida, ha afirmado el titular de Educación y Deporte, que además de mejorar las condiciones laborales de los monitores escolares redundará en la calidad de la enseñanza de los centros educativos públicos de Andalucía. Así, se da respuesta a una demanda histórica de estos trabajadores, que en su mayoría son mujeres. 

Javier Imbroda ha destacado que una de las prioridades de la Consejería era acabar de manera inmediata con este trato discriminatorio y ofrecer al colectivo la jornada anual completa. El próximo lunes, a las 12.00 horas, se constituirá una mesa de negociación, a la que están convocados los sindicatos, para que en un plazo de 15 días pueda firmarse el acuerdo que resuelva esta demanda histórica de este colectivo.