Cuarenta estudiantes pudieron participar de la visita.

Con el fin de conocer, de primera mano, el mayor observatorio de Europa Continental, el de Calar Alto, y su gestión como recurso turístico, cuarenta estudiantes de Turismo de la Universidad de Almería, disfrutaron de un encuentro, inolvidable y único, con el patrimonio astronómico de la provincia.

A través de la mano gentil de su embajador, Javier Sánchez, disfrutaron de una cálida acogida con una charla didáctica  sobre las actividades  que se llevan a cabo en el corazón  de los Filabres, del uso y la relevancia que poseen los distintos telescopios del Observatorio, de la importancia de la luz en el mundo de la astronomía y de  una visita guiada a  la Joya del Observatorio, el telescopio de 3,5 metros.Para ninguno de los estudiantes pasó desapercibida la experiencia.

Muchos de los presentes cumplieron el sueño de entrar en el interior de las famosas cúpulas, que conforman uno de los paisajes más emblemáticos  y naturales de nuestra provincia. El orgullo que como almeriense se siente al conocer la transcendencia científica de los hallazgos llevados a cabo en el Observatorio y que tengan lugar, a tan solo 45 minutos de la capital, es más que motivo suficiente para justificar  la visita de cualquier turista, nacional o extranjero.