El Grupo Socialista votará mañana en contra del Presupuesto para 2018 elaborado por el equipo de Gobierno de la Diputación Provincial de Almería, por considerar que es “ficticio”. Tras analizar en detalle las cuentas que se debatirán en el Pleno de este viernes, el Grupo Socialista ha concluido que los números aportados por el equipo de Gobierno “ofrecen muy poca credibilidad”, lo que impide que puedan obtener el apoyo de los diputados del PSOE. Además, el Presupuesto “también adolece de unas líneas estratégicas que den respuesta a las necesidades que tiene nuestra provincia”, según ha declarado en rueda de prensa el portavoz socialista en la Diputación, Juan Antonio Lorenzo.

El portavoz socialista ha apuntado que la cifra de 203 millones de euros de presupuesto aportada este miércoles por el equipo de Gobierno es “manifiestamente irreal”, a la vista de que, del presupuesto de 2017, “a fecha de 19 de diciembre, no se han ejecutado ni siquiera 147 millones”. Lorenzo ha advertido, además, de que se han incluido 25,7 millones de euros en el capítulo de gastos que corresponden a la recaudación de los ayuntamientos que realiza la Diputación, “por lo que ese dinero no puede, de ninguna manera, ser considerado como propio de la institución provincial”. Asimismo, ha llamado la atención sobre la “pretendida amortización de deuda por valor de 12 millones, cuando por otro lado se está contrayendo una nueva deuda con el mismo importe, lo que genera un coste en intereses financieros de más de 1,6 millones de euros”.

Lorenzo ha criticado que el equipo de Gobierno del PP se vanaglorie de haber invertido 400 millones de euros en seis años, cuando “ese dato es simple y llanamente mentira”. “En 2017 la inversión real ha sido de 16 millones y en 2016 fue de apenas 10, según los datos que contiene el propio proyecto de Presupuesto para 2018”, ha detallado.

Desde el Grupo Socialista se ha criticado que, un año más, el equipo de Gobierno siga cerrando los ojos a las necesidades reales de los municipios, con los que “no ha contado” para elaborar las cuentas de 2018. “Sigue sin haber una planificación estratégica provincial que afronte los grandes retos que tiene esta provincia: servicios básicos, infraestructuras, desempleo, vertebración territorial, desigualdad y despoblación”, ha detallado Lorenzo. “Es inconcebible que, con una tasa de paro de más del 27%, el equipo de Gobierno siga sin contemplar un plan de empleo propio y siga escudándose en el PFEA, que todos sabemos que no es un programa suyo, sino del Gobierno”, ha apuntado.

Además, el Grupo Socialista también ha criticado que, pese a que la Ley de Autonomía Local de Andalucía (LAULA) obliga a las diputaciones a la creación de normas de asistencia técnica, económica y material, el equipo de Gobierno de la Diputación de Almería ha trasladado a 2019 la aplicación de este requisito. “Están vulnerando de una forma flagrante las propias bases de ejecución del presupuesto, así como la LAULA, al no existir, a la fecha de aprobación de las cuentas provinciales, la norma de asistencia económica”, ha señalado el portavoz del PSOE.

Subvenciones nominativas

La insistencia del equipo de Gobierno del PP en incluir en el Presupuesto una partida destinada al reparto de subvenciones nominativas ha vuelto a levantar las críticas del Grupo Socialista. “Un año más, no hay un sitio al que los municipios puedan acceder, ver que hay subvenciones de concurrencia pública y, por lo tanto, optar a ellas; la única opción que les queda es volver a subir las escaleras del Palacio, sentarse en la puerta del presidente a esperar que les reciba e intentar conseguir llevarse el gato al agua”, ha criticado Juan Antonio Lorenzo.

“En este sistema de reparto hay mucha opacidad y esto genera desigualdad territorial”, ha advertido. Así, tras analizar las subvenciones nominativas otorgadas por la Diputación este año, el Grupo Socialista ha comprobado que, de los 726.000 euros repartidos, el 77% fue a parar a ayuntamientos gobernados por el PP y apenas el 22% llegó a ayuntamientos gobernados por el PSOE.

“Nos gustaría saber por qué una carrera popular en determinado pueblo recibe una subvención y la carrera popular de otro pueblo no la recibe o por qué un acto cultural se subvenciona en un pueblo, pero no en otro”, ha dicho. “Estamos ante una manera de actuar totalmente arbitraria y no vamos a apoyar un presupuesto en el que el dinero público se reparte a dedo”, ha concluido.