Para el sindicato los carteros son un vector de contagio que quizá no se haya tenido en cuenta 

Si bien el estado de Alarma decretado por el gobierno de la nación, ha obligado a echar el cierre a la mayoría de las empresas; los carteros y el personal de atención al cliente, las Unidades de Entregas Especiales y los Pabellones Postales de Correos tienen que acudir  a sus puestos de trabajo en  Almería así como en el resto de España, “ya que para el Gobierno, el colectivo de Correos no es de los que puedan padecer un riesgo de contagio, como pueda ser el del Ministerio de Trabajo que si ha decretado el cierre de sus oficinas de atención al público”, aseguran desde el sindicato.

El pasado viernes el Sindicato Independiente SiPcte envió comunicación a la empresa solicitando información de cómo deben de actuar los trabajadores en el caso de que tengan síntomas del virus, ya que hasta el momento la empresa sólo ha mandado unas leves recomendaciones editadas por el Ministerio de Sanidad, pero esta no ha dotado de ninguna medida de protección, como geles desinfectantes, guantes, mascarillas de protección o mamparas para los compañeros de atención al cliente.

Desde el Sindicato SiPcte “queremos denunciar que no se desinfectan los medios tecnológicos que usan indistintamente los trabajadores de reparto o los de atención al cliente, PDA, teclados etc.”.

Hay que tener en cuenta que los carteros son un vector de contagio que quizá no se haya tenido en cuenta adecuadamente, ya que van de una casa a otra sin que utilicen un par de guantes en cada domicilio o tengan la oportunidad de lavarse adecuadamente las manos; sin que tengan medidas para desinfectar correctamente la PDA’S y por último y más importante continuando con el reparto a domicilio, se pone en riesgo a una población, como son los mayores, ya que se llevan muchas notificaciones por trámites administrativos a este tipo de población al domicilio, Centros asistenciales, Centros de personas mayores, etc,  de la cual se acude tras haber estado en contacto con otros usuarios confinados no se sabe en qué condiciones.

Cabe recordar que los usuarios del servicio postal no deben acudir a las oficinas de Correos a poner un envío, ni a recogerlo, ya que no supone una acción necesaria ni importante, ni urgente. Todo debe quedar paralizado. Así viene reflejado en los 8 puntos recogidos en el Real Decreto publicado por el Ejecutivo. 

Por último, el sindicato SiPcte exige la paralización total de la actividad postal a la empresa y el cumplimiento íntegro del Articulo 21.b) de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales Riesgo grave e inminente.

“Adoptar las medidas y dar las instrucciones necesarias para que, en caso de peligro grave, inminente e inevitable, los trabajadores puedan interrumpir su actividad y, si fuera necesario, abandonar de inmediato el lugar de trabajo. En este supuesto no podrá exigirse a los trabajadores que reanuden su actividad mientras persista el peligro, salvo excepción debidamente justificada por razones de seguridad y determinada reglamentariamente.”