Un coche aparcado en el lecho del Río a su paso por Olula, fue arrastrado por el agua

El agua obliga a desalojar el Centro de Menores de Purchena, un coche aparece en el río o la Balsa de Cela desbordada. El agua sobrepasa el Puente de Hierro en Cantoria y deja incomunicados a vecinos en la Rambla de Oria

Toda la provincia de Almería se encuentra en alerta, la Delegada del Gobierno andaluz, Maribel Sánchez, ha elevado esta mañana de viernes a situación 2 el Plan de Emergencias ante el Riesgo de Inundaciones en la provincia de Almería. Una decisión que se tomaba a primera hora de esta mañana, ante la evolución de la meteorología y sus efectos en nuestros municipios.

La situación 2 se decreta cuando se han producido inundaciones que superan la capacidad de atención de los medios locales o aún sin producirse esta circunstancia. 

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha dado por finalizado el aviso rojo por lluvias en la provincia de Almería aunque sigue vigente el nivel naranja en el Valle del Almanzora y Los Vélez, Levante, Poniente y Capital hasta las 11.00 horas de hoy día 13 con precipitaciones de 30 litros por metro cuadrado en una hora y de 60 en doce horas. 

Según AEMET el temporal va disminuyendo aunque aún quedan células descargando.

A continuación detallamos algunas de las incidencias más importantes del Almanzora, tras la salida del río que atraviesa con fuerza todo el Valle.

Olula del Río el agua ha ingresado a algunos domicilios y a esta hora permanecen cortados los accesos a la barriada de Huitar.

El municipio permanece sin agua debido a la rotura de la tubería general. La Rambla de la Cuna ha roto por Cuesta Blanca y ha anegado las instalaciones de la empresa Proelec. Y un vehículo que se encontraba aparcado en la Rambla la Cerrá, propiedad de un ciudadanos británico ha sido arrastrado por el río y ha aparecido frente a las instalaciones de Mármoles Ballester.

En el municipio de Oria han salido todas las ramblas, según informa el alcalde, Marcos Reche, están intentando arreglar todos los accesos. “Son muchos puntos afectados, sobre todo de caminos anegados que estamos tratando de limpiar cuanto antes” asegura. 

En el barrio Maguas y en la zona de Ogarite han amanecido sin sin agua debido a la rotura de tuberías y las maquinas del Ayuntamiento y numerosos vecinos con tractores están trabajando intensamente por recuperar la normalidad.

Especialmente afectada, la zona de la Rambla de Oria, donde muchas casas tienen su salida a la rambla. Y en palabras del primer edil “en alguna casa han pasado la noche sacando agua, además del desprendimiento de un trozo de calle junto al Castillo”.

En el municipio de Cantoria permanece cortada la carretera que une el núcleo urbano con Almanzora, ya que la pasada noche el agua llegaba a sobrepasar el puente de hierro. Lo mismo sucede con el acceso a la pedanía cantoriana del Faz, cuya carretera ha sido arrastrada por el agua, que se ha llevado incluso el asfalto y se encuentra intransitable. Desprendimientos en algunas zonas del municipio y barro, pero sin tener con contabilizar daños personales.

En el municipio de Purchena no se han producido grandes daños. El Centro de Menores fue desalojado a última hora de este jueves, según indica el protocolo.

Tampoco en Tíjola hubo que lamentar grandes daños. A primera hora de la mañana de este viernes la carretera del Higueral, permanece cortada.

En Lúcar, la Balsa de Cela se desbordaba la pasada madrugada, una situación que no ha provocado mayores incidencias, y que según su alcalde, Manuel López, “está totalmente controlado, no ha provocado daños”.

En Macael el agua caída en las últimas horas no ha provocado daños; barro y socavones, y sin mayores incidencias por la acumulación de agua.

En el municipio de Fines el nerviosismo inicial se fue calmando con el transcurso de la jornada. Unos muretes caídos, el agua entró en algunas casas y caminos anegados. Las clases se han suspendido como también una visita prevista de la Consejera de Empleo que iba a acudir hoy viernes a la Escuela del Mármol.

En Albox se han inundado dos sótanos que habitualmente quedan anegados con la acumulación de agua, y una ‘ramblilla’ de la zona del Saliente que se ha visto desbordada. Acumulación de barro y alcantarillas sobrepasadas, es la imagen de este mañana en el municipio albojense, donde se afanan por recuperar la normalidad.

Hasta Arboleas y Zurgena llega el río Almanzora nos dicen los vecinos “de lado a lado” por suerte, en estos municipios de la parte baja de nuestra comarca, no se han producido mayores incidencias.

Las clases de todos los centros educativos del Valle del Almanzora y el Levante han sido suspendidos este viernes.

En la zona del Levante y los Vélez, los servicios de emergencia han actuado en varios rescates de personas arrastradas o bloqueadas por la corriente. Así ha sucedido en el paraje Norias de Huércal-Overa, donde la Guardia Civil ha rescatado a cuatro personas en buen estado. 

También se han recibido peticiones de asistencia del carril hacia la ermita de San Antonio en Vélez-Rubio, Pulpí o desde las proximidades a la A-350 también en Huércal – Overa.

Afección en la red de carreteras del Almanzora

A esta hora presentan afección por cortes puntuales o totales más de una quincena de carreteras de la red principal y secundaria de carreteras: A-1201y A-332 en Pulpí, la AL-8103 y la A-334, en Olula del Río), la A-399 en Oriay en Chirivel, además de la A-349 en Olula del Río

A las anteriores se suman la A-350 y la AL-8103 en Huércal Overa), la AL-9104 en Vélez Blanco, así como la AL-8102 en Taberno, la AL-8105 en Herrerías, la AL-8106 en Cuevas de Almanzora y la AL-5106, AL-3106, AL-3112 y AL-3111 en Níjar; mientras que en la capital se ha visto condicionada la A-3114.

Consejos de Autoprotección

En estos casos, Emergencias 112 Andalucía recomienda retirar del exterior de las casas aquellos muebles y objetos que puedan ser llevados por el agua para evitar accidentes. También se aconseja no estacionar vehículos ni acampar en cauces secos, ni a la orilla de los ríos para evitar así ser sorprendidos por una súbita crecida de agua o riada.

Los automovilistas deben extremar la precaución y respetar, como en cualquier otro momento, las normas de circulación e indicaciones de los paneles informativos de la Dirección General de Tráfico, así como no cruzar nunca en coche por lugares inundados. Si se encontraran con una pequeña balsa de agua, se debe atravesar con velocidad corta y avanzando muy despacio para que el agua no salpique el motor y poder pararlo. Después, es recomendable comprobar el buen funcionamiento de los frenos.

Evitar puentes anegados

No se debe, aunque se conozca perfectamente su trazado, avanzar con el vehículo por una carretera inundada o cruzar un puente o paso subterráneo con agua, porque La fuerza de la corriente podría arrastrarlo. Debe evitar, asimismo, viajar de noche dado que es en estas horas los peligros son más difíciles de detectar.

En caso de tormentas, es aconsejable cerrar puertas y ventanas para evitar las corrientes de aire en casas y viviendas, pues estas atraen los rayos. En la calle, hay que tener en cuenta que el abrigo de los edificios protege del riesgo de descargas. No se debe nunca buscar, sin embargo, el cobijo debajo de árboles, sobre todo, si están solitarios ni tampoco en colinas, cimas de los montes o árboles altos, y sí buscar zonas bajas. También hay que evitar pequeños edificios, graneros, cobertizos, tiendasde campaña y automóviles descapotables