A finales del mes pasado, agentes de la Guardia Civil de Almería, se han incautado de 23 armas blancas camufladas en tarjetas de crédito, tarjetas que ocultaban la hoja que al ser desplegada se transformaba en un arma blanca afilada y punzante, la cual no es detectada por lo detectores de metales.

La Guardia Civil realiza esta actuación como resultado de las diferentes inspecciones a locales, establecimientos públicos y páginas de Internet de segunda mano, donde las armas simuladas podían adquirirse a un precio de 5 euros si se compraba una unidad, 10 euros si se compraban cinco unidades y 30 euros si se adquirían 10 unidades.

Como resultado de las inspecciones los agentes comprueban como en dos de estas conocidas páginas de Internet, existe un anuncio en el que una persona, vecina de Roquetas de Mar, vendía armas blancas camufladas bajo la apariencia de una tarjeta de crédito.

Una vez comprobados los dos anuncios, y verificar que se trata de la misma persona, los agentes a través del número de teléfono de contacto indicado por este en los citados portales, se procede a su localización.

Tras intervenir un total de 23 tarjetas, los agentes informan a esta persona y tramitan de la correspondiente denuncias por una infracción administrativa a la Ley 4/2015 sobre Protección de Seguridad Ciudadana en concordancia al reglamento de armas.