En dos actuaciones diferentes llevadas a cabo por la Guardia Civil de Almería, junto a miembros de inspección de pesca, los agentes han intervenido un total de 28 atunes rojos (Thunnus thynnus), los cuales han sido capturados de manera ilegal.

Estas dos actuaciones están comprendidas dentro de los cometidos de cooperación y colaboración entre el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), y la Dirección General de la Guardia Civil, en materia de Pesca.

La primera de las actuaciones tiene lugar a finales del pasado mes de abril, donde agentes de la Guardia Civil junto con inspectores del MAGRAMA, llevan a cabo una inspección en uno de los barcos pesqueros amarrados en el puerto de Roquetas de Mar.

Tras retirar un contenedor de la cubierta, los agentes e inspectores de pesca observan una tapa, la cual debe corresponder con un tanque de gasoil según los planos de la embarcación, si bien una vez abierta comprueban que dicho depósito está lleno de atunes rojos.

Una vez sacan la totalidad de las piezas, los agentes y los inspectores de pesca comprueban que se trata de 23 atunes rojos (Thunnus thynnus), con un peso de 1036Kg., los cuales son intervenidos por los agentes, junto con la embarcación que queda inmovilizada.

Posteriormente se comprueba que el tanque de gasoil había sido transformado en una cámara aislada térmicamente para ocultar las capturas ilegales.

Una segunda actuación tiene lugar el pasado día 19 en el puerto de Roquetas de Mar, tras la inspección realizada por inspectores del MAGRAMA y la Guardia Civil.

Durante el desarrollo de la inspección y dentro de sus cometidos los agentes de la Guardia Civil del Grupo de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Comandancia de Almería, realizan una inmersión bajo varias embarcaciones, para sus inspecciones.

Como resultado de la inmersión los agentes de la Guardia Civil localizan a unos 4 metros de profundidad, bajo una de las embarcaciones, 5 atunes rojos fondeados y atados en ristra con un cabo.

Tras confirmarse la existencia de los animales, se procede al izado de los atunes, de unos 250 Kg. cada uno, siendo testigo el patrón de la embarcación, quien reconoció haberlos pescado y sumergido para sacarlos posteriormente.

La Guardia Civil, junto con inspectores de pesca del MAGRAMA, levanta la correspondientes actas-denuncias por las infracciones cometidas en la captura ilegal de 28 piezas de atún rojo (Thunnus Thynnus).