La suspensión del suministro del trasvase del Negratín, se puede repetir como en 2017

Hace unos días desde la Federación de Regantes de Almería advertían de la situación de emergencia hídrica que se puede vivir en nuestra comarca, si finalmente y como todo indica, se puede suspender el agua para regadío y abastecimiento, tal y como sucediera en el año 2017, según afirma Fernando Rubio, Presidente de la Junta Central de Usuarios del Valle del Almanzora.

“Estamos en cifras similares a las de 2017, cuando a finales de agosto se cerró el trasvase y sabemos que a finales de agosto o principios de septiembre se puede volver a repetir esa situación”, asegura Rubio a la consulta de La Comarca.

“El el año `17 los regantes tuvimos que dar un remanente de agua para que municipios como Olula del Río y Albox, pudieran tener abastecimiento”, dice el presidente de los usuarios del Almanzora, pero ahora no existe tal remanente, con lo que la solución está en que llueva o que la administración agilice la puesta en marcha de las propuestas que tiene sobre la mesa desde hace años.

“En la actualidad esta zona, al no recibir agua del trasvase del Negratín, tendría que volver al agua de los pozos que están en desuso y con un alto nivel de salinidad”, dice Rubio.

“Evidentemente ese agua no es apta para el consumo. En cuanto al regadío, la falta de agua puede provocar la pérdida de cosechas, miles de árboles frutales y el incumplimiento de los pedidos que ya están comprometidos”.

Los regantes esperan soluciones que “ahora mismo, están en manos de la Junta de Andalucía. Desde hace años le venimos planteando a la administración, que se autorice poder realizar una batería de pozos, para extraer agua y cerrarlos cuando volvamos a la normalidad. Otra opción es poner en funcionamiento la desaladora del Bajo Almanzora que se inundó hace siete años y aun no se ha puesto en marcha. Esto resolvería en parte el problema del abastecimiento”.