Más de 1,4 millones de estudiantes se incorporarán este mes a los centros educativos.

El nuevo curso escolar 2019/20 contará con más de 203 millones adicionales de euros destinados al sistema educativo andaluz, 750 docentes más que se incorporan a la plantilla pública y la mejora de la ratio media de alumnos por aula que se sitúa, tanto en Infantil como en Primaria, en más de cuatro puntos menos del límite establecido por ley. Así se incluye en el informe sobre la planificación educativa del curso 2019/20 que ha presentado hoy al Consejo de Gobierno el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda,.

El Gobierno andaluz ha realizado una planificación del sistema educativo para dar respuesta a las nuevas necesidades que se detecten en aquellos lugares y enseñanzas donde aumente el alumnado y evitando, también, el mantenimiento de unidades innecesarias en los que se produzca una disminución de estudiantes.

Los 4.586 centros docentes públicos acogerán a 1.401.083 estudiantes, 3.515 menos que en el anterior curso, según la tendencia de los últimos años, como consecuencia de la fuerte bajada de la natalidad. Por niveles educativos, Educación Primaria es la enseñanza que más alumnos pierde con 10.886, seguida por Infantil con 1.944 estudiantes menos. Este descenso ha permitido que la ratio media de alumnos por aula mejore. Así, en el segundo ciclo de Infantil y Primaria donde el límite es de 25 alumnos por unidad, en Andalucía la media se sitúa en 20,76 y 21,33 escolares, respectivamente. En cambio, en Educación Secundaria Obligatoria se incrementa el alumnado en más de 5.700 y la ratio se sitúa en 26,42 sobre el límite de 30.

En Andalucía, en su conjunto, este mes de septiembre se incorporarán a las aulas 1.813.006 estudiantes y 127.422 docentes en 7.144 centros, tanto públicos como concertados y privados.

Aumento de la plantilla docente pública

En relación a la plantilla docente pública, el esfuerzo inversor ha permitido que este curso haya 750 docentes más respecto al anterior, con lo que se alcanza la cifra de 102.105 maestros y profesores. Este aumento de personal está motivado por una mayor demanda de alumnado en las enseñanzas de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y por la implantación de nuevos ciclos formativos, una de las apuestas del Gobierno andaluz.

Asimismo, este curso se avanza en la estabilidad de las plantillas públicas que, con la resolución de la última convocatoria de empleo público docente, permite a 3.800 profesionales convertirse en funcionarios de carrera, de los cuales el 78% son interinos que han aprobado las oposiciones. Esto ha hecho posible bajar la tasa de interinidad en Infantil y Primaria al 5,7% y el 4,4%, muy por debajo de los objetivos europeos y de las medias de otras comunidades autónomas.

Para el nuevo curso también se va a mejorar la atención del alumnado con necesidades educativas especiales con el aumento de 130 unidades más en Educación Especial. Además, se reforzarán las plantillas de los centros públicos de Educación Infantil y Primaria con al menos 250 maestros de apoyo y refuerzo, así como cien maestros especialistas en Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje. En cuanto a la Formación Profesional, contará con 4.100 plazas más de nuevo ingreso que el curso anterior y se implantarán 122 nuevos ciclos formativos.