Funca anunció que ha iniciado los trámites judiciales para personarse como acusación popular en el caso del joven que perdió la vida el 1 de julio de 2019 “a manos de los guardias de seguridad del centro de menores Tierras de Oria”.

La Fundación de Cultura Árabe en España (Funca) ha anunciado en un comunicado que ha iniciado los trámites judiciales para personarse como acusación popular en el caso del joven Ilias Tahiri, que perdió la vida el 1 de julio de 2019 “a manos de los guardias de seguridad del centro de menores Tierras de Oria en Almería”.

La fundación ha asegurado que en el vídeo de seguridad se ve “claramente” el trato “inhumano” sufrido por la víctima “antes de morir asfixiado”.

“Por ello, queremos mostrar nuestra total solidaridad con la familia del joven fallecido, expresando nuestra profunda repulsa a este acto indigno para nuestra sociedad”, ha señalado Funca.

Para la Fundación de Cultura Árabe, los agentes de seguridad del centro han actuado “por puro odio racial al asfixiar el joven de origen marroquí, quién no opuso ninguna resistencia a los agentes, como se ve claramente en la grabación de la cámara de seguridad”.

En este sentido, ha asegurado que se trata de un “un homicidio voluntario agravado por odio racial” y no de una “muerte violenta accidental” como sentenció el juzgado único de Purchena, y por tanto pide al tribunal de Almería que “cambie de criterio y dicte una sentencia ejemplar en este caso”.

“Desde la Fundación de Cultura Árabe en España apoyamos a la familia de Ilias Tahiri que ya ha recurrido el archivo de la causa y nos personificamos como acusación popular, porque consideramos que una condena ejemplar a los agentes implicados en esta tragedia sería un aporte enorme a la convivencia en nuestro país”, ha sentenciado.

Por último, la fundación ha pedido a todos los actores sociales y ONG de defensa de los derechos humanos en España que se sumen a esta iniciativa para “hacer un frente común contra el odio, la violencia y la discriminación racial”.