La instrucción 6/2019 dota de mayor seguridad jurídica a las casas en situación irregular

La Consejera de Fomento y Ordenación del territorio, Marifrán Carazo, declaró en sede parlamentaria la voluntad de su gobierno de dar una solución en la medida de lo posible a los propietarios de viviendas irregulares. Como señal de esa voluntad, la Consejería dictó la Instrucción 6/2019, la cual aclara que las viviendas que van a través del planeamiento municipal, también pueden acudir a la figura de Asimilado a Fuera de Ordenación (AFO), lo cual les dará una cierta seguridad jurídica a los propietarios de las viviendas mientras se tramita el planeamiento.

Durante los últimos días, AUAN ha tratado de explicar la existencia de esta posibilidad a los afectados, que podrían acogerse a esta vía, si se cumpliesen las condiciones, en vez de esperar la legalización de las viviendas a través del planeamiento, lo cual normalmente resulta un proceso costoso y de muchos años.

En el caso de Zurgena, por ejemplo, el portavoz de AUAN Gerardo Vázquez, ha querido aclarar que “es cierto que tratar de legalizar viviendas a través del planeamiento es efectivamente un proceso largo y costoso, aunque mucho depende de la experiencia técnica del Ayuntamiento y de su empeño. Es cierto también que, a través del planeamiento, la legalización puede implicar el pago de gastos de urbanización, la cesión de zonas verdes y de equipamiento, -o su pago si es que no existen-, el pago del aprovechamiento que por ley corresponde al Ayuntamiento, y demás. No sé a cuánto podrían ascender estos gastos, pues no lo he estudiado, aunque sé que hay algún estudio publicado al efecto.”

Vázquez añade que “hay afectados que se están muriendo y no pueden esperar a la completa legalización de sus casas, con lo cual esperamos que los Ayuntamientos den efecto a la Instrucción recientemente aprobada, con la mayor amplitud posible, que sea permisible en derecho, dándole una vía de escape a estas personas. No obstante, hay gente que preferirá esperar hasta la completa legalización de sus casas a través del planeamiento. Ambas son opciones lícitas. La idea del AFO es la de dar a la vivienda un reconocimiento de que la misma se puede usar, se puede normalmente escriturar, y que puede acceder a los servicios en la medida en que éstos estén accesibles. Sin embargo, no permite que la vivienda sea ampliada, cuando la completa legalización sí lo podría permitir. En cuanto a los costes del AFO, en algún municipio puede estar sobre unos 800 euros, aunque en otros podría rondar sobre los 3.000 euros, por dar dos ejemplos. Todo depende de cada Ayuntamiento y de sus ordenanzas fiscales, y esperamos que los Ayuntamientos establezcan cifras lo más razonable posibles.”

En cuanto a la cuestión de si las viviendas debieron o no ser incluidas en su día como asentamientos en el planeamiento, AUAN declara que algunos asentamientos, por ejemplo, en Albox y Cantoria, debieron más bien ser clasificados como parcelaciones, lo cual permitía ya a las viviendas acceder a la figura de AFO aun antes de la Instrucción que acaba de salir, y de hecho algunos asentamientos han sido desclasificados al efecto. También considera que Albanchez debería tener en cuenta esta posibilidad, dado que aún no tiene el PGOU aprobado.

Consultado sobre el caso de Zurgena, el portavoz de AUAN declara que “ello también se habría podido tener en cuenta, el problema es que actualmente el planeamiento ha sido aprobado parcialmente, y además ahora tenemos la Instrucción 6/2019, lo que abre nuevas posibilidades para los afectados. Espera tener una reunión con el Ayuntamiento próximamente para comentar estas cuestiones”.