El Consejo de Gobierno autorizó la adhesión la mañana de este martes.

El Consejo de Gobierno ha autorizado a la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad la adhesión de la Administración de la Junta de Andalucía al Centro Astronó- mico Hispano Alemán, Agrupación de Interés Económico (CAHA, AIE), también conocido como Calar Alto, en la provincia de Almería.

La adhesión se realizará mediante la adquisición de participaciones sociales, concretamente el 50 % del total, en sustitución del Instituto Alemán Max-Planck-Gesellschaft, que las cede de forma gratuita, y con ello la Junta de Andalucía entraría a participar como gestora y copropie- taria de este complejo científico de primer nivel, junto con el Consejo Superior de Investiga- ciones Científicas (CSIC). Ello implica, en cualquier caso, que la Administración autonómica tendrá que desembolsar 1,5 millones de euros, la mitad del presupuesto total del CAHA, para dar continuidad al desarrollo de sus actividades.

Considerada la principal infraestructura de astronomía observacional en la Europa continen- tal, las instalaciones de Calar Alto son actualmente una referencia mundial tanto por los te- lescopios y la instrumentación de vanguardia como por la calidad del cielo en su emplaza- miento de la Sierra de los Filabres. Cuenta actualmente con cuatro telescopios, de 1,23 me- tros; 1,5 metros; 2,2 metros, y 3,5 metros, el más grande del complejo.

Cada telescopio dispone de un parque instrumental que se renueva periódicamente, entre los que destaca el Panic, una cámara infrarroja para estudiar la formación de las estrellas, y el Carmenes, un espectógrafo de alta resolución capaz de observar en el campo visible e infra- rrojo, lo que lo hace único en el mundo, y que permite localizar fuera del sistema solar planetas similares a la Tierra, que se encuentren en zona habitable para la vida.

Estos mismos telescopios también tienen interés en una planificación a corto plazo, ya que son idóneos para cubrir nuevos nichos en actividades de campo de visión, multipixelado y resolución espectral, pudiendo constituirse en una plataforma idónea para probar y desarro- llar nuevas tecnologías en estos ámbitos, convirtiéndose así también en referente y elemento tractor del desarrollo tecnológico de Andalucía.

Entre las principales ventajas de la adhesión de la Junta de Andalucía a esta infraestructura se encuentra el acceso inminente a la gestión y a la copropiedad de un centro completo, fun- cional, económicamente eficiente y con una red de sinergias con instituciones y colaborado- res que hubiera tardado años y centenares de millones de euros en conseguir.

Además, servirá para reforzar la participación del Gobierno andaluz en las grandes instalacio- nes científico-técnicas del país (ICTS), ya que el CAHA tiene esa condición, y aumentará las posibilidades de formación de nuevos investigadores y tecnólogos en diferentes campos como Astrofísica, Física, Química, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Informática, Electrónica, Matemáticas o Estadística. También tendrá impacto económico secundario, que afectará al aumento de un turismo astronómico como ya ha ocurrido en otros centros similares en Cana- rias, Norte de Chile o Hawai.

Calar Alto se fundó en 1973, fruto de un convenio internacional entre España y la entonces República Federal de Alemania. Altamente competitivo por su constante proceso de renova- ción, el centro ha jugado durante las últimas décadas un papel un papel crucial en el progreso de la Astrofísica española, a la que ha servido de base para numerosas investigaciones, así como en la formación de sus profesionales. Cada año se publican unos cien artículos cientí- ficos con datos procedentes de Calar Alto en todas las ramas de la Astrofísica moderna.