Salud hace las pruebas a Policía Nacional y Guardia Civil y en breve comenzará a la Unidad de Policía Adscrita y Policía Local

La Junta de Andalucía está realizando test rápidos a los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la provincia de Almería. Las pruebas se hacen en torno a un total de 2.226 efectivos tanto de Policía Nacional como de la Guardia Civil y en breve comenzarán con la Unidad de Policía Adscrita a la Comunidad Autónoma de Andalucía y Policías Locales de toda la provincia para detectar posibles casos de Covid-19 entre los cuerpos policiales. 

Por el momento, los sanitarios de la Delegación Territorial de Salud y Familias han hecho ya las pruebas a los agentes en el Distrito Sanitario Poniente y a la mayor parte de los agentes del Área de Gestión Sanitaria Norte de Almería. Durante la jornada de ayer también se realizaron test por parte del Distrito Sanitario Almería a los agentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Almería y la próxima semana se harán a los efectivos de Policía Nacional.

Se trata de una medida que busca frenar la propagación del coronavirus y evitar contagios entre un segmento de la población que es “determinante y fundamental” en la gestión de la crisis sanitaria. De esta manera, los test rápidos permiten identificar casos de Covid-19 entre los agentes. En los casos positivos, tal y como marca la normativa, se pondrá en marcha un protocolo de aislamiento que permitirá frenar la propagación del virus y diferentes medidas de control para realizar un seguimiento de cada uno de los posibles casos. 

La Consejería de Salud y Familias, una vez que se han efectuado las pruebas en residencias de mayores y centros de personas con discapacidad, junto a los profesionales sanitarios y sociosanitarios y de ayuda a domicilio, continúa con la realización de los test rápidos al personal que durante esta crisis sanitaria ha estado en primera línea prestando servicios esenciales a la sociedad en Almería. 

Los controles a los agentes de Policía Nacional y de Guardia Civil forman parte del Plan que desarrolla la Consejería de Salud y Familias para detectar casos asintomáticos del coronavirus, entre los profesionales que trabajan en la primera línea de la crisis sanitaria. El resultado de estos test es indispensable para evitar la propagación del virus y realizar una identificación y posterior aislamiento de los casos en los que no se desarrolla la enfermedad, una información muy útil a tener en cuenta en pleno proceso de desescalada.