También quedan suspendidas las autorizaciones otorgadas anteriormente.

La Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta en Almería ha decidido no autorizar ninguna quema agrícola así como suspender las autorizaciones que habían concedido y que se encontraban en vigor hasta que no se modifiquen las condiciones establecidas en el Real Decreto por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el covid-19.

Así consta en la resolución emitida por la delegada territorial de Agricultura, Aránzazu Martín, en la que señala que la rapidez de propagación del mencionado virus “ha derivado en una importante crisis sanitaria, tanto por su gravedad como por su magnitud, motivando la declaración del estado de alarma”.

Según expone la representante de la Junta, la evolución de los acontecimientos y el estado actual de “riesgo inminente y extraordinario para la salud pública” apuntan hacia una posible “situación de colapso” en el sistema sanitario y demás servicios de emergencias, “cuyas consecuencias, derivadas de la falta de medios humanos y materiales, se hará más notable en las zonas rurales más aisladas y remotas” de la región.

En este sentido, ve conveniente “minimizar los riesgos que las actividades en el medio rural puedan producir situaciones de colapso de los servicios esenciales” recogidos en el Real Decreto, de modo que las las circunstancias actuales aconsejan que “se reduzcan al máximo las condiciones de riesgo en zonas forestales o de influencia forestal”.