Los datos arrojados por el recuento de votos en Almería después de las primarias en las que a nivel nacional arrasó Pedro Sánchez, (mientras que Susana Díaz aguantó el tipo en Andalucía), dejaron en evidencia, las veladas denuncias y sospechas confirmadas, que desde el sector de Pedro Sánchez se venían deslizando.

Antes del domingo, dirigentes del sector del nuevo secretario general, se mostraron cautos “por no hacer más daño al partido”, pero visiblemente molestos por la cantidad de “afiliaciones nuevas” que se estaban realizando.

Las sospechas hicieron por ejemplo que se enviara un interventor especialmente al municipio de Zurgena donde no hace mucho tiempo dejaron de cobrarle la cuota a 25 militantes para dar paso a una gestora. Esos mismos militantes dudan de que quienes votaron este domingo cumplan con los requisitos, entre ellos dos cobros de cuota, lo que se hace de manera semestral.

Inclusive se asegura desde el sector sanchista, que en capital (donde ganó Pedro Sánchez) se ha hecho votar a 60 afiliados de las juventudes socialistas en la mesa de Almería y no en la mesa provincial, “para que la derrota de Susana Díaz sea más disimulada y de esa manera los dirigentes no quedaran señalados”. En esa misma agrupación, se han llegado a presentar afiliaciones con un mismo teléfono de contacto; el teléfono según confirman los seguidores de Sánchez, sería de una persona que ostenta un cargo importante en la Junta de Andalucía.

La nueva política y el resurgir del PSOE, forma parte del ideal de un sector que apuesta por “abandonar el viejo modelo clientelar, que aunque te de resultados, termina alejando a la gente de la política”.

Es en ese sentido, como ya publicáramos en La Comarca, Los Centros de Menores de Purchena y Oria aparecen en escena. En el caso de Oria, siempre según lo manifestado por dirigentes de Pedro Sánchez, “ha sido el propio director el encargado de afiliar a 20 personas”; en esa agrupación Susana Díaz solo le sacó 3 votos de ventaja a Pedro Sánchez.

Si uno observa detenidamente verá que casualmente en Oria y Purchena, donde existen Centros de Menores, la cantidad de afiliados que concurrieron a votar son bastante más numerosos que la media de toda la provincia. En Oria votaron 88 personas y en Purchena 117, pueblos con poblaciones cuatro o cinco veces menores a municipios como Albox, donde votaron 42 afiliados. El municipio de Tíjola tiene la misma cantidad de habitantes que Oria y más que Purchena, pero ejercieron su derecho a voto, 27 personas. En Olula del Río, municipio con la misma población que Oria y Purchena juntos, votaron 30 afiliados socialistas, dato que contrasta con los 205 que votaron entre los dos pueblos donde están ubicados los Centros de Menores.

La molestia de los sanchistas también alcanza a los socialistas albojenses “las imágenes de el alcalde de Albox aplaudiendo a Susana Díaz y que se ha hecho viral a través de las redes sociales, nos hace sentir vergüenza”, aseguran “y nos hace mucho daño como partido”. Justamente ese giro a la derecha del PSOE, es una de las causas de la estrepitosa derrota de Susana Díaz.