Medidas de seguridad y puestos de alimentación en el mercadillo de los miércoles

El mercadillo de Mojácar volvió a la plaza del Rey Alabez, aunque siguiendo las instrucciones gubernamentales sólo se instalaron los puestos de alimentación y siempre bajo  las pertinentes medidas de seguridad.

Los vecinos fueron acercándose de manera escalonada y en orden para hacer sus compras. Aunque no hubo aglomeraciones, el goteo de visitantes fue constante a lo largo de toda  la mañana.

El Ayuntamiento de Mojácar dispuso a dos miembros de Protección Civil que entregaban mascarillas a quienes se acercaban sin ella para hacer sus compras, ya que su uso es obligatorio, desinfectaban manos de todos los compradores y advertían de la necesidad de no tocar los alimentos ya que los vendedores se las entregarían en su correspondiente bolsa, así como  mantener las distancias de seguridad.

Igualmente se dispuso de una valla que señalaba un recorrido obligatorio, de entrada y salida para evitar el contacto.

No todos los puestos acudieron a esta primera cita pero no faltó la verdura, los caramelos y los pollos asados.

María Luisa Pérez, Concejal de Seguridad Ciudadana, estuvo junto a los miembros de Protección Civil toda la mañana, informando a los vecinos de las novedades en la visita al mercadillo y resaltó, una vez más el comportamiento ejemplar de los vecinos de Mojácar y su compromiso y colaboración para mantener a la localidad libre de contagios.

Pérez, también informó sobre la incorporación de otras actividades típicas del mercadillo conforme las normativas lo permitan. 

Un paso más para la vuelta a la normalidad en las actividades cotidianas que Mojácar va realizando de forma segura y progresiva para garantizar la seguridad a vecinos y visitantes.