En dos actuaciones diferentes realizadas durante el pasado mes de mayo, agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Almería han llevado a cabo la detención de cinco personas, todas como presuntos autores de un delito de hurto de cítricos.

Las detenciones son el resultado de los servicios preventivos establecidos por la Guardia Civil, en el marco del Plan contra el robo en instalaciones agrícolas y ganaderas.

La primera de las actuaciones tiene lugar a mediados de mayo, tras recibir una llamada telefónica alertando de la posible sustracción de naranjas en una finca de la zona conocida como “La Atalaya”, dentro del término municipal de Huércal Overa.

Al lugar se trasladan de manera inmediata agentes de la Guardia Civil, junto con agentes de la Policía Local, encontrando en la zona una furgoneta ocupada en ese momento por dos personas, las cuales son identificadas por los agentes.

Una vez identificadas, los agentes les plantean varias preguntas, a las que estas personas terminan por reconocer que se encontraban en el lugar “robando naranjas”.

Este dato se verifica al comprobar que la furgoneta se encontraba cargada de sacos de naranjas, las cuales una vez pesadas arrojan un peso de 1960 Kg., por lo que la Guardia Civil lleva a cabo la detención M. R. y R. D. M., ambos de 39 años de edad y con domicilio en la localidad de Roquetas de Mar, como presuntos autores de un delito de hurto de cítricos.

Una segunda actuación de seguridad ciudadana tiene lugar pocos días después, cuando mediada la madrugada del pasado día 17, los agentes de la Guardia Civil observan una furgoneta que circula por la autovía A-7 con evidente sobrepeso, motivo por el que realizan indicaciones a su conductor para que detenga la marcha.

Una vez detenido el vehículo, los agentes identifican a sus tres ocupantes, a la vez que inspeccionan la carga, comprobando como en el interior de la furgoneta transportaban gran cantidad de sacos con limones.

Esta circunstancia, junto a que carecen de documentación sobre la procedencia de los frutos, a la vez que estas personas ofrecen versiones diferentes y contradictorias sobre su procedencia, hace que aumenten las sospechas de los agentes.

Tras las primeras averiguaciones los agentes comprueban como los tres ocupantes de la furgoneta cuentan con antecedentes y detenciones anteriores por diferentes sustracciones de cítricos.

Finalmente la Guardia Civil lleva a cabo la detención de G. M. I., de 22 años, A. L. F., de 32 años y A. P. L., de 22, los tres con domicilio en Roquetas de Mar, como presuntos autores de un delito de hurto, a la vez que intervienen los 1580 Kg. de limones que transportaban en la furgoneta.

Acto seguido, la Guardia Civil inicia las averiguaciones sobre la procedencia y propiedad de la mercancía, la cual según los ahora detenidos puede proceder de una finca de la localidad de Huércal Overa e incluso de una finca en Santa Pola (Alicante).

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, junto con los detenidos, fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Huércal Overa.