Pasadas las 18’00 horas del día 27, y como resultado de un dispositivo de búsqueda realizado, agentes de la Guardia Civil de Almería y Granada, localizan un perro el cual había desaparecido el día de antes, en el interior de una cueva ubicada en el paraje conocido como Fuente del Royo, término municipal de Turre.

La Guardia Civil colabora en el dispositivo de búsqueda llevado a cabo el pasado día 27, en relación a la búsqueda de la persona desaparecida Lucía García Hernández y cuya desaparición fue denunciada el pasado 22 de octubre del 2016 en dependencias oficiales de la Guardia Civil.

Durante el desarrollo de las funciones de búsqueda desarrolladas de manera conjunta por Guardia Civil de Almería y Granada, los agentes caminaban sobre una arista rocosa de la zona, cuando escuchan los ladridos de un perro.

Si bien en principio esos ladridos no están fuera de lo normal, instantes después si llaman la atención de los agentes debido a su continuidad, por lo que deciden buscar de donde proceden, siguiendo el sonido.

Esto los lleva hasta la entrada de lo que parece una cueva, con una boca estrecha, en la que deciden entrar para comprobar si en animal se encontraba en el interior.

Los agentes descienden por la cueva, por la que tienen que arrastrarse durante varios metros, para descender al final unos 5 metros de altura de forma vertical, llegando hasta un pequeño hueco en el que localizan un perro de raza podenco, que al parecer llegó hasta allí tras caer mientras cazaba.

El componente de la Guardia Civil se aproxima con sumo cuidado al animal para ofrecerle agua, el cual de manera dócil llega a beber de su mano, y deja que el agente improvise un arnés con varias cuerdas y se lo ponga alrededor, consiguiendo así subirlo poco a poco hasta la salida.

Una vez en el exterior, los agentes ofrecen comida de sus propios bocadillos y agua al animal, el cual permanece de manera tranquila junto a sus rescatadores, que comprueban como en el cuello lleva anotado en el collar un número de teléfono.

Tras ponerse en contacto con el titular de este número, los agentes tienen conocimiento que el perro se perdió la mañana del viernes, y que su dueño lo buscó de manera intensa por la zona, si bien no llega a encontrarlo.

Finalmente la Guardia Civil entrega el animal a su dueño, que de manera espontánea agradece a los agentes su actuación, con la que seguramente hayan salvado la vida del animal.