Agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Almería efectúan el rescate de un grupo de perros abandonados en la azotea de un edificio en Roquetas de Mar.

Dicha actuación se inicia el pasado día 8 de julio, cuando los agentes de la Guardia Civil reciben un aviso sobre la existencia al parecer de un grupo de perros abandonados en la azotea de un edificio en Roquetas de Mar.

Los agentes se trasladan al lugar y con la colaboración de la Policía Local acceden a la azotea por las escaleras comunitarias, encontrando efectivamente un grupo de perros, algunos de los catalogados como raza potencialmente peligrosa en condiciones de abandono, algunos de ellos con señales de haber sido utilizados en peleas ilegales.

Alguno de los animales se encontraba atado, careciendo todos ellos de agua y comida, rodeados de suciedad y heces de los mismos animales, no poseyendo si quiera algún tipo de cobijo que les protegiera del sol al que se hallaban expuestos.

Entre los perros rescatados se encuentran cuatro perros potencialmente peligrosos y un cachorro de escasas semanas con las orejas cortadas.

Ante la grave situación en la que se encuentran los animales, los agentes de la Guardia Civil en colaboración con la policía local, los recogen y entregan a la Asociación para la protección animal, sin ánimo de lucro, “Animales en Apuros” con el propósito de poder salvar la vida de los canes.

Así las cosas, la Guardia Civil centra la actuación en localizar a los propietarios de los perros, y no se descarta la puesta a disposición judicial de sus responsables si se identificaran.

Por parte de la Guardia Civil, se ha presentado este verano una campaña en contra del maltrato animal, con el hashtag #Yosipuedocontarlo, con la que persigue animar a los ciudadanos a denunciar situaciones de abandono y maltrato animal.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil han sido remitidas al Decanato de los Juzgados de Roquetas de Mar.