Dicen en los corrillos que la política de Albox no tiene arreglo. Disiento. Tiene arreglo pero nadie quiere o a nadie le interesa, que este tremendo absurdo pueda remediarse. Y los que pagan, en todos los sentidos, son los vecinos del municipio que asisten atónitos a este burdo espectáculo que la clase política local ha decidido brindarnos a través de las redes sociales y los medios de comunicación.

Es todo tan vergonzoso que da grima hasta escribirlo, pero alguien debe hacerlo, sobre todo cuando desde La Comarca, desde hace 10 años venimos contando las desventuras de los dirigentes municipales, que lamentablemente se han convertido en las desventuras de los ciudadanos.

En esta película con final abierto, hemos sido testigos de tramas de corrupción, amoríos pagados por los vecinos, falsificación documental, tráfico de influencias y un largo muestrario de posibles delitos, amparados por quienes viven o han vivido de la sopa boba. Si algo hay que reclamarle a este PSOE, es haberle dado cobertura política a aquel PSOE, hoy sentado en los banquillos acusados de administración oscura.

Y cuando todo ello no dio para más, acorralado por las denuncias y el accionar de la justicia, como último legado al municipio, el PSOE le regala la alcaldía de Albox a Francisco Torrecillas, a quien ahora llaman dictador y otras lindezas.

Torrecillas, ex presidente de Alianza Popular, quien se supone en la otra acera ideológica del socialismo vernáculo, actúa como un caudillo. Un autócrata al que parece que le sobran las normas, leyes y ordenanzas, toda vez que ha decidido continuar con su aventura apoyado por un concejal del PSOE, del que se sospecha su altruismo y amor por el pueblo.

Entonces, los que le dieron el caramelito al director de instituto, ahora asoman como perros apaleados cada vez que se sienten atacados, pero reciben, no sin razón, los golpes de quien ejerce el poder en toda su dimensión. Es cierto; si en diez años el PSOE no ha resuelto problemas aun vigentes, es difícil de creer que lo hará ahora y desde la oposición. Es más, han sido tan ineficientes en la gestión, que hasta han perdido la mayoría absoluta que legítimamente consiguieron en las últimas elecciones municipales. Lo peor de todo es que este PSOE, se ha cargado con la ayuda de Torrecillas, al PSOE como organización. ¿O es que alguno de los integrantes de este PSOE pretende ir en las próximas listas municipales?.

Ahora, Torrecillas y la ex alcaldesa Sonia Cerdán se atacan y se amenazan con llevarse a los juzgados por presuntas calumnias o posibles infamias producto de los mensajes que se dirigen a través de una conocida red social, donde al parecer y así lo asegura Cerdán, Torrecillas posee un perfil falso, y desde allí atiza a sus ex socios de gobierno y a cuanto vecino se cruza en su camino.

Ya su locuacidad le ha llevado a declarar la semana pasada, por un posible delito de coacciones leves, denunciado por un vecino del municipio al que según parece y así consta en la denuncia de éste, hasta tres veces le ha hecho sacar del Ayuntamiento por la policía local, una de las cuales, el día que fue a asentar a su hija recién nacida. La vista está lista para sentencia. Torrecillas en su máxima expresión, sin contar que declaró ante la jueza con la mano en el pecho.

¿Se puede actuar peor?. Claro que sí. El alcalde maneja información y en más de una ocasión ha violado la ley de protección de datos, digamos supuestamente, cuando pone en conocimiento público situaciones de los vecinos que son exclusivamente del ámbito privado.

Ahora Cerdán se siente injuriada por Torrecillas (aunque ella callaba cuando el mismo alcalde era su jefe pero tenía las mismas actitudes), amenaza con llevarlo ante los tribunales y anima a quien se sienta agraviado a que haga lo mismo. Torrecillas responde que él también pondrá la acusación de Sonia Cerdán en manos de su asesor jurídico, que entendemos que es el abogado Antonio Segura Asencio, quien también trabaja para otros municipios del PSOE y defendió a Cándido Trabalón en la Operación Costurero. Ah, a Trabalón la sentencia le indica que tendrá que ingresar 7 años a la cárcel.

Si yo me hago un lío, me imagino usted. Un abogado del PSOE que va contra los concejales que dicen que son del PSOE. Un PSOE que ataca al alcalde que ellos se inventaron, y que así como lo pusieron, lo podrían quitar, y es aquí donde mi cabeza malintencionada se pregunta por qué no lo hacen?. ¿Por qué el PSOE no pide la dimisión del concejal José Campoy si ha roto la disciplina de partido?. ¿Qué sabe Campoy que le hace un intocable?. ¿Por qué no quitan a Torrecillas con una moción de censura?. ¿Qué sabe Torrecillas para que esto no suceda?. Porque amenazarse a través de las redes sociales con denunciarse por calumnias e injurias, cuando la justicia aun investiga dónde han ido a parar millones de euros, es casi de risa. Bueno, no es de risa. Es lamentable. Es un Sálvame local que tiene entretenido a todo el pueblo, pero nadie va al fondo del asunto.

Ahora, una vez roto el pacto de gobierno, Torrecillas recobró la memoria y dice en la tele y a quien le quiere escuchar, que el PSOE ha dejado una deuda de 21 millones (solo a los bancos), que Rogelio Mena se pegaba la vida padre y que la pagábamos todos, que tal o cual concejal quería enchufar a su tía, que salieron huyendo con la escuela de música y el conservatorio. Y mete en el fregado al titular de la Asociación el Saliente, Matías García, íntimo de Rogelio Mena y desde donde el PSOE mueve votos y autobuses cuando Susana toca la trompeta.

Y yo vuelvo a preguntarme, si lo que dice es cierto (que en gran parte lo es), debiera denunciarlo ya que es su obligación al ser conocedor de la existencia de que se ha cometido un delito. Se lo dice al líder del PP, se lo dice a periodistas, pero no se lo dice al juez, y en este caso callar también se puede convertir en un delito. De lo importante nadie habla, pero con total seguridad que hablarán, ya que como dije antes, aun no está dicha la última palabra en los juzgados.

Ahora la cosa va de Planes Provinciales y la ineptitud del PSOE, según denuncia Torrecillas, en una pésima gestión que podría poner en riesgo 800.000 euros de inversión. Lo dijo en Levante TV. Dijo eso y muchas otras cosas no ya que dejan mal al PSOE de Albox, si no personalmente a sus integrantes, a unos más que otros, en un ataque personal, ofensivo, que nada tiene que ver con la política.

Así que si van a ir a los juzgados, por favor vayan. Si se han cometido delitos, denuncien. Pero por favor, si en algo se estiman. Si en algo estiman a los vecinos. Si tienen algo de amor propio. Si les corre sangre por las venas, terminen con este espectáculo bochornoso. Siento vergüenza ajena. Dejen de hacer el ridículo. Ya saben, del ridículo, es del lugar que nunca se vuelve.