Cerca de 400 participantes y homenaje en memoria de Antonio Teruel.

Antonio Belmonte se impone en la décimo cuarta edición de la San Silvestre albojense y Jurgita Zolbiene en categoría femenina. Una nueva edición que se ha celebrado este domingo con un gran éxito de participación y en un ambiente totalmente festivo.

La Asociación Cultural Somos Albojenses, junto con el Ayuntamiento de Albox, organizan esta carrera que se ha convertido en toda una tradición para terminar el año en el Valle del Almanzora.

Con salida desde el Pabellón de Deportes, cerca de cuatrocientas personas, entre ellos, 103 ataviados con divertidos disfraces y numerosos niños y niñas, se daban cita sobre las once de la mañana para comenzar con las carreras de los más pequeños.

Antes de la salida oficial para la prueba general, se llevó a cabo un homenaje a Antonio Teruel, “un gran albojense, un gran deportista, que durante muchos años ha colaborado con todo tipo de actividades en su pueblo y que hoy nos acompaña desde el cielo”. Con estas palabras recordaban a este querido vecino al que han dedicado esta edición.  Su esposa e hijos, Antonio y María Victoria, recogían un plato en recuerdo de este momento, y recibían un cariñoso aplauso de todos los corredores, tras realizar un minuto de silencio.

Ahora sí, comenzaba la salida de la carrera que este año modificaba su recorrido; un trazado de 4,5 kilómetros por el casco urbano del municipio. Una prueba que además cuenta con un carácter solidario tanto con Cáritas como con la Asociación Española Contra el Cáncer.