La Asociación Urbanística Almanzora-No, ha emitido un comunicado de prensa dando a conocer el caso de la familia Payne, británicos septuagenarios, atrapados en lo que el colectivo denomina “el laberinto urbanístico andaluz”.

En el escrito, la plataforma asegura que “la Junta insiste en la demolición de la vivienda de estos señores, pese a que tienen licencia urbanística de construcción, licencia de primera ocupación, su casa está inscrita en el Registro de la Propiedad, con una escritura, donde figuran los sellos de pago de impuestos de la Junta de Andalucía y pago de notario”.

La presidenta de AUAN, Maura Hillen no entiende “el empeño de la Junta en demoler la vivienda de estos señores. De hecho, el mismo Ayuntamiento de Albox emitió un informe para el Juzgado donde declaraba que consideraban oportuno regularizar la vivienda mediante la figura de lo que se llama un AFO (Asimilado Fuera de Ordenación). Pese a ello, y sin respetar la autonomía local en asuntos urbanísticos, la Junta pide su propio informe a la misma Junta, informe que dice que se debe demoler la vivienda.  Por si ello no fuese suficiente, la Junta argumenta que a los Payne no se les debe indemnizar, pues no les considera que son terceros de buena fe”.

Hillen, en el mismo escrito enviado a la prensa, hace una reflexión “yo me pregunto por qué se han demolido tres viviendas de británicos en el Valle del Almanzora, y ¿por qué sólo viviendas de británicos? No lo entiendo. El mensaje de cualquier forma es lamentable, parece que quieren repetir la experiencia de los Prior, que causó un gran daño a la sociedad y a la economía de esta zona, y que tras diez años acaban de recibir una indemnización, después de que se demolió su vivienda en el año 2008. No sé qué mensaje quieren transmitir.”

A esta reflexión podría agregarse la que hacen desde el partido Popular, y es ¿por qué solo se ha pedido la ejecución de demolición, únicamente en los municipios donde no gobierna el PSOE?, una especulación que desde hace años circula en la política local.

Recordemos también que la señora Hillen es concejala del PSOE de Albox, ya que se presentó a las elecciones municipales 2015, como número 2 del condenado Rogelio Mena, con la promesa que se arreglarían los problemas urbanísticos que años después, no terminan de resolverse.

Desde el mismo colectivo reconocen que estos jubilados llevan años en medio de una telaraña judicial; muchos han fallecido durante este tiempo y otros han regresado a sus países de origen.

En el Almanzora se estima que hay alrededor de 13.000 viviendas fuera de ordenación y cientos de casas denunciadas, cuyos procesos judiciales continúan avanzando en los tribunales.