Otro nuevo paso de la justicia en la sospechosa relación del ayuntamiento de Albox con la empresa Alcaina Estudio de Ingeniería, S.L., la misma empresa involucrada a en el llamado Caso Rambla, por el que la justicia investiga el modo en el que se adjudicaron la redacción de proyectos por más de 1,8 millones de euros.

En este caso, la justicia investiga la adjudicación del proyecto del Polígono Terdiguera, por el que el ayuntamiento pagó de forma indebida 46.374 euros a la empresa del yerno del teniente alcalde Pérez Conchillo.

El que fuera alcalde en los años ´80 y luego mano derecha del condenado Rogelio Mena, deberá presentarse este próximo martes 12 de junio a las 11 horas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº2 de Huércal Overa en calidad de investigado (imputado).

La justicia ya ha comprobado que Francisco Pérez Conchillo participó en la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Albox, al momento de encargar este trabajo, lo que constituiría un posible delito de prevaricación.

Así lo certifica el escrito que con fecha de este lunes 16 de abril, el alcalde Francisco Torrecillas, pone en conocimiento de la justicia ante su requerimiento; el día 11 de noviembre del año 2011, “según consta en el acta, los miembros de la Junta de Gobierno Local fueron: José García Navarro, Rogelio Luis Mena Segura, Francisco Pérez Conchillo, Sonia Cerdán, Gertrudis Guillén Granados y Matías García Fernández”.

Según el acta referida a la que ha tenido acceso La Comarca, en sesión ordinaria de la mencionada Junta Local de Gobierno, se aprobó por unanimidad a favor de la empresa Alcaina Estudio de Ingeniería S.L., un contrato que dio lugar al pago de una factura por la Redacción de Proyecto Básico y de Ejecución, así como de Dirección de obra para urbanización del Polígono Terdiguera.

 

Una proyecto que no se debió pagar

Aparte de la relación de parentesco entre concejal y empresa, resulta llamativo que el Ayuntamiento procediera al pago de estos 46.374 euros por el citado proyecto, ya que en el contrato que estableció el Ayuntamiento de Albox con la mercantil, quedaba reflejado que si los trabajos de mejora en el polígono no se llevaban a cabo, el proyecto no se cobraría.

Sin embargo, siete años después, el proyecto no se ha ejecutado y como demuestra el acta de la Junta de Gobierno, si se aprobó el pago y se hizo efectivo, ante el sorprendente silencio administrativo del interventor, que efectuó el abono sin reparo ninguno; un pago indebido como consta en el contrato.