A finales del pasado mes de julio, agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Almería, proceden a la detención de dos vecinos de Albox, A. G. L., de 21 años de edad, como presunto autor de un delito de hurto, y de I. G. B., de 28, como presunto autor de un delito de receptación.

La Guardia Civil inicia la investigación a finales del pasado año, tras la denuncia interpuesta por una persona afincada en una residencia de discapacitados de la comarca de Albox, en la que se ponía en conocimiento de la Guardia Civil que un joven de 1,80 de altura y con determinadas características físicas, aprovechando un descuido del denunciante se hace con un terminal móvil de alta gama.

La Guardia Civil de Almería inicia una investigación para determinar el paradero del teléfono e identificar al presunto autor del hurto, resultando que averiguan que el IMEI del terminal se asocia con posterioridad a un número de teléfono a nombre de I. G. B.

Los agentes continúan las actuaciones localizando a I. G. B. quien sobre el asunto, de forma voluntaria manifiesta que ha comprado el móvil a A. G. L., y que se lo había entregado sin caja ni factura de compra, entregando también de forma voluntaria el terminal a los Agentes que lo depositan a disposición judicial.

Continuando con la investigación, los agentes identifican y localizan a A. G. L., quien reconoce de forma voluntaria que había sido él mismo el que se hizo con el terminal en un descuido de su propietario.

Así las cosas la Guardia Civil de Almería procede a la detención de A. G. L., de 21 años de edad, como presunto autor de un delito de hurto, y de I. G. B., de 28, como presunto autor de un delito de receptación.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, junto con los detenidos, fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción nº 1 de Huércal Overa.