Imagen de la firma del acta de recepción de la obra, este viernes en Albox.

Los trabajos aseguran el vertido del rechazo de Residuos Sólidos Urbanos hasta el año 2027

El viernes 19 de junio, el Consorcio Almanzora Levante Vélez, recepcionó técnicamente las obras de la Celda 3, del vaso de vertido de la Planta de Recuperación y Compostaje que presta servicio a los 45 municipios consorciados, mediante la firma de un Acta de Recepción y la posterior visita al nuevo vaso; unos trabajos cuya cuantía asciende a unos tres millones de euros de inversión.

Para el presidente del organismo supramunicipal Antonio Martínez Pascual, “la obra viene a dar respuesta a una demanda real, ya que las obras aseguran el vertido del rechazo de Residuos Sólidos Urbanos hasta el año 2027. Desde este mismo momento se comienza a recibir el vertido de residuos sólidos urbanos de los municipios que conforman el Consorcio. La capacidad del vaso queda así asegurada, al menos hasta el año 2027 tal y como está fijado en la autorización ambiental integral otorgada por la Junta de Andalucía”.

Las obras supusieron una inversión de unos tres millones de euros.

Según indica el Presidente del Consorcio, “el diseño y las características estructurales que se han ejecutando en la obra son todas aquellas que aseguran la protección del subsuelo y se han tomado todas las medidas para evitar contaminaciones indeseadas. Recibimos con satisfacción de mano de los responsables de las empresas Aima e Incoal, y de la UTE Almanzora,  este vaso que implica dar un pasito más en nuestra tarea por cubrir las necesidades de los vecinos”.

Los trabajos estaban previstos que acabaran en el mes de abril, pero la pandemia de la Covid-19, implicó una pequeña demora, a la vez que obligó a los responsables del tratamiento de los residuos que generamos, a redoblar esfuerzos. 

“No solo se ha trabajado con contenedores especiales y protocolos de acuerdo a la autoridad sanitaria, sino que además las 80 toneladas generadas por la Covid-19 en nuestro área de influencia, tuvo que ser encapsulada en nichos de yeso, selladas especialmente como medida de prevención”, asegura Pascual quien ha querido agradecer “el esfuerzo de trabajadores, técnicos, ayuntamientos y Junta de Andalucía, quienes nos han permitido dar una respuesta adecuada en un momento delicado”.