El PP solicita que se redistribuya el dinero que no se gastó en eventos como la Semana Santa o la semana del teatro

El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Albox ha propuesto una nueva iniciativa para frenar el impacto de las consecuencias que la crisis sanitaria del Covic-19 ha provocado en diferentes colectivos y sectores del municipio, en este caso en el comercio y la hostelería local. Para ello, el portavoz popular, Juan Pedro Pérez “propone que el gasto de 118.000 euros previsto en el presupuesto municipal, correspondiente a las partidas de 35.000 euros para actos culturales y Semana Santa; 50.000 euros de la subvención a la Asociación Teatro Cervantes para la semana del teatro y los 33.000 euros destinados a las asignaciones por asistencia a sesiones de los miembros del equipo de gobierno, que como consecuencia del estado de alarma no se han podido ni se van a poder ejecutar, se destinen a estos colectivos, puesto que se trata de eventos que no se van a realizar pero cuyo presupuesto supone una partida que podrían servir de impulso de estos sectores, que de forma particular están sufriendo muy duramente los efectos de esta crisis”.


En la misma línea, el concejal del PP de Albox, se ha referido a las ayudas sociales que instaran a poner en marcha al Ayuntamiento, en cuanto, “entendemos que en estos momentos, el Ayuntamiento ha de volcarse en ayudar a la población más vulnerable para que ninguna familia del pueblo se quede atrás, para lo que proponemos la activación de un plan de emergencia social”. 

En este sentido, desde el Grupo Popular señalan que se podría hacer lo mismo con otras previsiones destinadas a la celebración de eventos culturales y deportivos que por esta situación extraordinaria tampoco se van a poder llevar a cabo”. 

“El objetivo es intentar aliviar al menos la situación por la que atraviesan pequeños comerciantes de nuestro municipio, precisamente por esta etapa de confinamiento que ha interrumpido su actividad normal”.

Desde el Grupo Municipal Popular, esperan que el alcalde no busque enemigos en la oposición sino aliados, salga del clima de confrontación, menos necesario ahora que nunca, y lidere verdaderamente un plan de reactivación de la economía local y un plan social para que de esta crisis salgamos juntos y nadie se quede atrás.

Nuestra postura es de absoluta colaboración, para lo que continuaremos trabajando desde la responsabilidad y la lealtad que los vecinos del municipio merecen. La administración local tiene que estar a la altura en estos momentos, y sólo falta que quien lidera esta administración local, la honre y también lo esté.