El Partido Popular de Albox, ha exigido explicaciones al Alcalde, Francisco Torrecillas, tras conocerse la sanción al Ayuntamiento por el hormigonado de la rambla de Albox a su paso por el casco urbano, sin autorización e infringiendo la Ley de Aguas de Andalucía.

Concretamente, y tras tres denuncias de los agentes del Seprona, la Delegación Territorial de Medio Ambiente, ha impuesto una sanción de 6.010,12€ y la obligación de restituir la zona a su estado anterior al considerar que se han pavimentado “sin autorización”, 5.800 metros cuadrados mediante una solera de hormigón de un espesor medio de 10 centímetros. Restitución cuyo coste ha valorado la Consejería en 80.485 euros, que tendrá que abonar el Ayuntamiento con dinero de todos los vecinos.

El portavoz Popular, Juan Pedro Pérez Quiles reprocha al alcalde que haya conseguido que una actuación positiva, beneficiosa y tan necesaria para Albox, se convierta en más 150.000 euros tirados a la basura por no haberlo hecho conforme a lo exigido por la ley vigente y con la autorización preceptiva.

Pérez Quiles ha lamentado que los albojenses tengan que pagar una vez más las consecuencias del desprecio a la ley por parte de Francisco Torrecillas y ha señalado que exigirán que se depuren las responsabilidades por el daño económico que supone para las arcas municipales.

No obstante, Pérez Quiles señala que durante la gestión de Torrecillas, no es la primera vez, que el Ayuntamiento  ha sido sancionado. A la penalización de la rambla, se suma la sanción de 10.186 euros que hace unos meses impuso la Inspección de Trabajo al Ayuntamiento por contratar a falsos autónomos.

“Hay que acabar con la práctica déspota y autoritaria de Torrecillas y evitar que los albojenses sean quienes paguen los desmanes de este alcalde” asegura el dirigente Popular, que lamenta  que “quien tiene que mostrar una conducta ejemplar, con escrupuloso respeto a la normativa vigente, se la salte la ley de manera premeditada y reincidente. Quien debe trabajar para que se cumpla la ley, es el primero que la viola”.

Asimismo, Pérez Quiles pide al alcalde que no acuse al PP de denunciar los hecho, puesto que estas sanciones parten de tres denuncias interpuestas por el Seprona, encargado de la vigilancia de las ramblas, algo que se habría evitado si Torrecillas no hubiera actuado fuera de la ley y hubiera hecho las cosas conforme le hubieran indicado los técnicos de Medio Ambiente. En este caso en particular, Torrecillas ha llegado a admitir en sesión plenaria, que no solicita licencia, porque sabe que no se la van a dar. Imagínense si todos los vecinos de Albox actuaran de la misma manera”.