Desde que el pasado jueves 5 de octubre, el PSOE de Albox hiciera público el comunicado en el que rompían “de manera definitiva e irrevocable el pacto de gobierno en el Ayuntamiento de Albox”, nadie había explicado cuál será la solución en este Ayuntamiento, donde Francisco Torrecillas ha quedado solo en el gobierno, con José Campoy, ex concejal del PSOE que habría roto la disciplina de partido.

Después de varios días de silencio, ha sido el concejal y Secretario General del PSOE local, Tito Carrillo, quien ha asegurado a La Comarca Noticias que “la gente votó, y no podemos permitir que una persona sola, en una corporación donde hay 17 concejales, sea el artífice de todas las decisiones que se toman en el pueblo con un presupuesto de 8 millones de euros. Esto no es normal y por eso tenemos que dar un paso adelante, sobre todo por lealtad a la gente y al pueblo” asegura el ex concejal de Hacienda.

“Está claro que el Ayuntamiento no se puede gobernar con el alcalde y un concejal. Un alcalde solo, con un concejal, no puede gobernar un municipio de 12.000 habitantes” insiste tajante el portavoz de los socialistas.

Recordemos que siete de los ocho concejales socialistas que eligieron y sostenían a Francisco Torrecillas en la alcaldía de Albox desde agosto de 2016, han presentado su renuncia, han abandonado el equipo de gobierno. “Lo hemos hecho porque llevamos meses que no nos gusta la manera en la que se estaba trabajando, no ha sido de la noche a la mañana. Hemos intentado que el programa electoral con el que nos presentamos a las elecciones fuese el que guiara nuestra actuación, pero pasa el tiempo y nos damos cuenta que cada vez pintamos menos. Nosotros ganamos por mayoría absoluta y ese programa no se está cumpliendo ni se tiene en cuenta. En cambio hay otras prioridades que no son las que se acuerdan en un principio con Torrecillas, pero son las que realmente consumen todos los recursos del Ayuntamiento. Las decisiones se toman de manera unilateral, algunas de ellas importantes y tenemos que defenderlas en la calle y uno no está de acuerdo, y esto se repite una y otra vez. Llega un momento que le decimos a Torrecillas que la situación no puede seguir así. Al final lo del mercado fue una más, nosotros no estamos de acuerdo con el cambio del mercado, ni cómo se ha tomado la decisión, ni con la solución adoptada. Ese fue el detonante” explica Carrillo.

Los socialistas aseguran que “inician una nueva etapa”, e insisten, en palabras de su portavoz, que tienen que “dar un paso adelante y decir a la gente lo siento. Nosotros no podemos ser cómplices de decisiones con las que no estamos de acuerdo”.

En cuanto a las alternativas que están barajando. “Solo hay dos alternativas, que Francisco Torrecillas gobierne con el apoyo del Partido Popular y haciendo concejales a miembros del PP. Y la otra es ir a una moción de censura donde se presente un candidato y tengamos que ponernos de acuerdo PP y PSOE, no hay más soluciones. O que Torrecillas gobierne en solitario, pero que las decisiones se tomen en pleno, todas en pleno. Aunque esto es poco práctico” afirma Carrillo.

Lo que va a pasar se tendrá que decidir en los próximos días, así lo entiende el Secretario General de los socialistas albojenses, quien reconoce que hasta ahora no se ha producido ninguna negociación, pero asegura que “esta semana deberíamos encontrar una solución”.

Diálogo y garantías de gobernabilidad en el Ayuntamiento de Albox, son las palabras más repetidas por Carrillo, “para nosotros cualquier decisión que se adopte será con el propósito de que Albox tenga una garantía de gobernabilidad y donde nuestro programa electoral esté encima de la mesa. Estamos abiertos al diálogo, no podemos decir que no a nada, y menos en una situación como esta, en la que los perjudicados son los vecinos del municipio”

A la pregunta de si ponen líneas rojas, Carrillo responde “nosotros tenemos nuestro debate interno sobre esas líneas rojas, pero creo que no procede hablar de ellas antes de sentarnos a negociar. Hay que dejar las puertas abiertas y tener talante dialogante para ver la mejor opción que garantice la gobernabilidad y la estabilidad de Albox”.