La Fiscalía ha rebajado su petición inicial de 10 años de inhabilitación.

José García, exalcalde de Albox, ha aceptado una pena de 7 años de inhabilitación por un delito de prevaricación administrativa por llevar cabo a cabo diferentes contratos de trabajo sin justificar las causas o procedimiento de elección haciendo”prevalecer” así su “voluntad”.

Fuentes judiciales han informado a Efe de que la vista contra el regidor prevista para este martes se celebró finalmente antes ayer en la Audiencia Provincial de Almería, así como que el exregidor mostró su conformidad propuesta por el fiscal Miguel Blasco después de que este rebajase la petición inicial de 10 años de inhabilitación con la atenuante de dilaciones indebidas.

Según la calificación del fiscal, a la que ha tenido acceso Efe, el que fue regidor de Albox entre junio de 2007 y enero de 2013, suscribió en nombre del Consistorio “numerosos contratos de trabajo de duración determinada sin seguir procedimiento alguno”.

Lo hizo hecho en su condición de regidor y con “conocimiento de que actuaba al margen del ordenamiento jurídico”, sin justificar las causas por las que recurría a la contratación laboral temporal.

Tampoco justificó el porqué de elegir a estas personas de forma que hizo “prevalecer de este modo su propia voluntad sobre los intereses generales del ente local y los particulares de los posibles interesados”.

El fiscal lista diez casos en los que otras tantas personas fueron contratadas de esta forma como bombero auxiliar, auxiliar de bombero, coordinador deportivo, auxiliar administrativo, conserje, administrativo, auxiliar de administrativo u operario de mantenimiento.

“Con este proceder, el acusado realizó las mencionadas contrataciones de personas sin atender a criterios de necesidad, mérito y capacidad”, dice el Ministerio Público, añadiendo que a pesar de la naturaleza temporal de los contratos, a 15 de mayo del año pasado dichos trabajadores seguían en activo