Es la cifra más alta de los últimos diez años.

Este miércoles por la tarde se llevó a cabo una visita guiada por la planta que Geocycle tiene en Albox, a cargo de la responsable de la empresa Cristina Gómez.

Durante el recorrido pudo apreciarse el proceso de elaboración de combustibles alternativos para su aprovechamiento energético en fábricas de cemento como la que la empresa tiene en Carboneras, donde la visita fue por la mañana.

La planta de pretratamiento y acondicionamiento de residuos de Geocycle en Albox cerró 2018 con una producción de 53.000 toneladas de combustibles alternativos, la cifra más alta de los últimos diez años. Un resultado derivado, en gran parte, de la gestión y tratamiento de un total de 49.000 toneladas de residuos, un 20% más que en 2017.

También los asistentes pudieron conocer las inversiones realizadas en el último año, con un total de 860.000 euros donde destaca una nueva línea de tratamiento de residuos, pionera en España, que permite producir combustible alternativo mediante recogida selectiva y trituración de un volumen de residuos muy específicos que, actualmente, se estaban derivando a vertederos. 

Cristina Gómez, jefa de planta, ha destacado que “esta nueva línea de tratamiento resulta muy versátil, puesto que nos permite realizar el pre-tratamiento de residuos variados como plásticos, trapos y biomasa, procedentes en parte de la Comarca del Almanzora” y añade que “con este nuevo equipo se podrá evitar el envío a vertederos de más de 5.000 toneladas de residuos y recuperar toda su energía en fábricas de cemento, como la de Carboneras (Grupo LafargeHolcim)”.

Es de destacar que la planta de Albox, genera unos 150 puestos de trabajo -entre directos e indirectos- y aportó en 2018 cerca de 2,5 millones de euros a la economía de la Comarca del Almanzora, una cifra resultante de la suma de contratación de servicios, convenios, proyectos sociales, impuestos y salarios de sus trabajadores, entre otros.