El Pleno del Instituto de Estudios Almerienses (IEA) ha rendido un homenaje, esta tarde, a dos ilustres almerienses que han brillado en sus respectivas facetas profesionales y que han llevado el nombre de la provincia a los escenarios más destacados del mundo de la cultura, la política y la diplomacia: Inocencio Arias y Carmen Pinteño.

El Salón de Plenos de la Diputación Provincial de Almería se ha quedado pequeño para acoger el esperado reconocimiento a dos almerienses que tal y como reconoce la normativa de honores y distinciones del IEA y como ha explicado el presidente de la Institución Gabriel Amat, “merecen ser distinguidas honoríficamente por su trayectoria profesional así como por la relación que han mantenido con el Instituto a lo largo de sus cerca de 40 años de historia”.

La historiadora y crítica de arte, Carmen Fernández Capel, ha sido la encargada de leer la argumentación por la que el Instituto ha concedido la distinción a Carmen Pinteño. Durante su exposición, Fernández Capel, ha destacado la dificultad de resumir su trayectoria en pocos minutos: “Desde jovencita, fuiste educada en el mundo de los pinceles, exponías junto a los indalianos, pero tu pintura era diferente, tus pinceladas han convertido la poesía en arte y han marcado una trayectoria en tu vida que ha ido entre la leyenda y la fábula”.

 

Chencho Arias, nuevo miembro de honor del IEA

El periodista Diego Martínez ha sido el encargado de presentar al nuevo miembro de honor del IEA. Inocencio Arias es autor de gran número de artículos y publicaciones y ha sido testigo de eventos, nacionales e internacionales, de gran trascendencia debido a su larga y dilatada trayectoria política y diplomática. Durante su etapa en Naciones Unidas fue elegido presidente de la Asociación de Embajadores ante la ONU y presidente del Comité Mundial contra el Terrorismo. Ha sido también profesor de la Universidad Complutense y de la Carlos III de Madrid. El fútbol ha sido otra de sus grandes pasiones lo que le llevó a ocupar el cargo de director general del Real Madrid.

El homenajeado, que ha recibido el Escudo de Honor de manos del presidente de la Diputación, ha mostrado su “profundo agradecimiento” por la generosidad con la que el IEA le brinda este reconocimiento: “Gracias a todos. Es un acto muy emotivo si te sientes almeriense y yo me siento así. Siempre que puedo defiendo Almería por todo lo que es. En Almería hay más de 110 nacionalidades y estamos dando ejemplo a Europa entera de convivencia. Somos personas que no nos sentimos por encima de nadie, ni por debajo, solo queremos el respeto que profesamos por los demás”.

Por su parte, Amat ha destacado el “honor” que supone entregar estas distinciones a “dos magníficas personas a las que la provincia de Almería tiene mucho que agradecer y con las que siempre estaremos en deuda”.