Tras la investigación finalizada el pasado día 11 de abril, agentes de la Guardia Civil de Almería, investigan a una persona, vecino de la localidad de Albox, como presunto autor de un delito de simulación de delito.

La Guardia Civil comenzó la investigación de los hechos el pasado día 12 de febrero, cuando una persona presentó una denuncia en dependencias oficiales, en la que informa a los agentes que el día de antes, había dejado su vehículo estacionado en una de las calles de la localidad de Albox, y que al ir a recogerlo el mismo día 12 se ha dado cuenta que le han forzado el vehículo, de donde le han sustraído su teléfono móvil, valorado en 1200€, según estimación de la víctima.

De la misma forma pone en conocimiento de los agentes que el marco de la puerta del conductor tiene arañazos, seguramente provocados con algún objeto o herramienta con la que han conseguido abrir el vehículo.

Desde ese momento se inician las primeras averiguaciones para la localización del teléfono móvil, así como para identificar al autor/es de la sustracción, obteniendo cierta información que hace sospechar a los agentes.

Con esta información los agentes tienen conocimiento que el terminal móvil, actualmente era usado por una segunda persona, vecino de la localidad de Albox, centrando la investigación en su localización.

Una vez localizada esta persona, la misma informa a los agentes que el teléfono móvil se lo encontró su novia el pasado mes de febrero, que desde entonces hace uso del mismo, haciendo entrega del terminal móvil a los agentes de la Guardia Civil.

Con esta información, la Guardia Civil requiere al denunciante para mantener una conversación con él, quien reconoce a los agentes no recordar muy bien lo sucedido esa noche ya que había consumido alcohol con amigos, pero que al llegar a casa echó en falta el teléfono.

Así las cosas, tras contrastar toda la información obtenida hasta el momento, comprobar que los daños de la puerta del vehículo ya los tenía con anterioridad y que no existe el robo en el interior del coche, los agentes aprecian pruebas de que pudiera tratarse de una denuncia falsa, por lo que la mañana del pasado día 11, la Guardia Civil lleva a cabo la investigación del denunciante, como presunto autor de un delito de simulación de delito.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción nº 1 de Huércal Overa.