Han pasado ya unos días desde que se conociera la noticia de las amenazas sufridas por el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Albox, Juan Pedro Pérez, de manos del empresario y titular de Alcaina, Francisco Sánchez. Un audio que no deja indiferente a nadie y que es la clara evidencia del nerviosismo que embarga a los protagonistas de algunos de los procedimientos judiciales del Ayuntamiento de Albox.

La Comarca Noticias se entrevistaba con Pérez Quiles pocas horas después de que Interviú saliera a la calle y llevara esta noticia en portada.

Escuchamos juntos el audio de las amenazas. “Siento pena, tristeza y nerviosismo al volver a escuchar ese audio. Me lleva a un momento muy desagradable e incomodo. Incluso en algún momento he pensado si merece la pena todo esto. Mi familia lo pasa mal” reconoce Juan Pedro sin ocultar su malestar.

Nos cuenta que justo llegaba de hacer una entrevista en directo de la televisión local y al llegar a la puerta de su casa “me encontré con esta personas muy alterada. No entendía nada, mi primera intención fue escapar de ahí, pero era imposible, me estaba obstruyendo la salida. Fue un momento de nervios en los que se te pasan mil cosas por la cabeza porque estaba fuera de control y no sabía como iba a acabar esa situación”.

El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Albox, reconoce que fue “por casualidad grabar el momento. “Ahora me alegro de llevar esa aplicación en la portada del móvil, porque yo le dije que iba a llamar a la guardia civil, era lo que quería, pero con los nervios tenía que buscar el número.. total que al final acabé grabando, pero no sabía lo que estaba haciendo hasta que acabó todo” explica el edil.

Reconoce que pasó miedo, “vi una persona fuera de control, muy violenta y muy agresiva, sobre todo verbalmente. Dio golpes al coche y yo pensaba que uno de esos golpes iba para mi. No temí por mi vida, pero si por mi integridad, de verdad que no sabía cómo iba a terminar esa noche. Fueron unos minutos de muchos nervios, me asusté. Después no podía ni conducir”.

Dos días después denunció la situación “se trata de mi integridad y la seguridad de mi familia. Lo voy a defender por encima de todo y por eso mi obligación es denunciar”.

Se han abierto diligencias, hay un procedimiento penal abierto. Tanto la juez como el fiscal determinaron que era necesario poner una orden de alejamiento y la retirada de armas a este empresario.

“Para mi familia es una situación complicada, de miedo, porque yo fui quien dio el paso de entrar en política. En la intimidad de nuestra casa existe temor pero afortunadamente mis padres y mi mujer me apoyan. Me siento muy arropado por toda mi familia, mis amigos y numerosos, muchos vecinos que de forma directa e incluso a través de mis padres, me han hecho llegar su apoyo y su cariño. Tengo que agradecer la respuesta de los vecinos de mi pueblo”.

En cuanto a sus compañeros en la corporación municipal “nadie del equipo de gobierno se ha puesto en contacto conmigo después de conocerse esta situación. Yo condeno estas actitudes contra mi o contra cualquier compañero o vecino. No hay justificación para la violencia ni para las amenazas. Espero que desde el equipo de gobierno condenen esta actitud, porque hoy me ha tocado a mí, pero mañana le puede tocar a cualquiera, y estamos haciendo nuestro trabajo”.

Le preguntamos si las amenazas van hacer que modifique su labor de oposición. “Nosotros seguiremos trabajando como hasta ahora, esto no va a cambiar nuestra labor de oposición. Vamos a seguir junto a los vecinos, apoyando lo que sea bueno para Albox y también denunciando, porque cuando uno entiende que se ha podido cometer un delito, mi obligación como concejal y como vecino, es ponerlo en manos de la justicia” concluye.