La justicia anula el Pleno del Ayuntamiento de Albox del 29 de junio de 2017 por vulnerar los Derechos Fundamentales de los concejales del PP

La sentencia declara nulo de pleno derecho entre otros el acuerdo que aprobaron el alcalde y los concejales del PSOE para triplicar la tasa por ocupación de mesas y sillas a los establecimientos hosteleros 

La Magistrada del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Almería ha anulado el Pleno del Ayuntamiento de Albox celebrado el pasado 29 de junio de 2017 porque la convocatoria del mismo “vulnera el derecho fundamental consagrado en el artículo 23 de la Constitución Española”.

Según se aprecia en la sentencia dictada el pasado 21 de marzo, “ha existido vulneración del derecho de participación política a la oposición, impidiéndoles acceder a la información de los temas a tratar”.

La sesión plenaria del pasado 29 de junio e 2017 fue puesta a disposición de la justicia por parte de los concejales del PP, ya que consideraron vulnerados sus derechos puesto que “no se les dio posibilidad de estudiar la documentación de los asuntos que se iban a tratar y votar en el Pleno, toda vez que la documentación de dicho Pleno, en contra de lo que ordena el artículo 46.2 b) de la Ley 7/1985, Reguladora de las Bases de Régimen Local, no se encontraba a disposición de los concejales en el momento de la convocatoria del Pleno”.

 Nula de pleno derecho la subida de la tasa por ocupación de la vía pública con mesas y sillas

Entre los puntos aprobados en la sesión anulada, se incluyó una subida de la tasa a los establecimientos de hostelería, por la que Torrecillas y los concejales socialistas acordaron triplicar el precio a pagar por la ocupación de la vía pública con mesas y sillas y cuyos recibos ya han comenzado a cobrarse por parte del Ayuntamiento de Albox, lo que ha implicado entre otras cosas que varios establecimientos hayan decidido quitar las terrazas.

“Con el fin de no causar perjuicios innecesarios lo normal hubiera sido esperar a tener la sentencia antes de aplicar la nueva tasa porque ahora habrá que devolver el exceso cobrado y repetir el pleno” mantienen desde el PP, quienes aseguran que ”haremos todo lo posible para que no se apruebe esta descomunal subida”.

Para los populares además de haberse aprobado de forma irregular, esta nueva tasa que aprobaron Torrecillas y PSOE implica que los bares con mesas y sillas en la vía pública “lleguen a multiplicar por tres la cantidad que venían pagando”.

Esta subida “es un ataque frontal a la actividad económica del municipio y un asfixio a los establecimientos hosteleros que viene a frenar tanto la actividad de restauración como el crecimiento del empleo en el municipio ya que muchos establecimientos pueden ver afectada la viabilidad de sus negocios y tendrán que elegir entre reducir el espacio de ocupación o aumentar los precios”. De hecho, en las últimas semanas ya son varios los casos de establecimientos que han eliminado sus terrazas al recibir los nuevos recibos.

Concretamente, con la nueva ordenanza de ocupación de vía pública, un establecimiento que venía pagando 200 euros, pasa a pagar más de 600 euros, tal y como han comprobado los establecimientos a los que ya les ha llegado el recibo.

Con el fin de evitar causar perjuicios económicos a los distintos establecimientos “vamos a solicitar al alcalde la inmediata paralización del cobro de estos recibos, y que se aplique la tasa existente antes del “tarifazo” aprobado por el tándem Torrecillas-PSOE, devolviendo las cantidades pagadas de más, así como indemnizar a los establecimiento por el coste de haber quitado sus terrazas ante la abusiva subida de la tasa” anuncian los populares, para quienes “ya esta bien que los vecinos tengan que pagar los arrebatos e improvisaciones del alcalde”.

Ahora la situación de los anteriores socios de gobierno está absolutamente rota, y la subida deberá llevarse de nuevo a Pleno. Mientras esto sucede, las tasas deben por ley, volver a aplicarse con el valor de los recibos anteriores a esta subida desmedida que ha ocasionado mucho malestar entre los empresarios hosteleros.