En Albox continúan los líos judiciales, y es que aunque lenta, la justicia avanza para esclarecer la misteriosa desaparición de una carta enviada por la dirección nacional de Ciudadanos Libres Unidos (CILUS) en la que en el mes de agosto de 2016 se ponía en conocimiento del Ayuntamiento de Albox, la desafección de Torrecillas a esta formación.

Por esta razón el pasado 19 de abril, el trabajador que recibió la documentación, declaró en los juzgados de Huércal Overa, habiendo manifestado que por indicación del alcalde Francisco Torrecillas, las cartas que llegaban al Ayuntamiento debía entregárselas a él, antes incluso de ser registradas en el consistorio, que es lo que indica la ley.

Ahora, el juez llama a declarar a la Secretaria y al Interventor municipal, para certificar si tienen conocimiento de la documentación enviada por CILUS, quien en un informe previo de Secretaría municipal, manifiesta no tener conocimiento de la misma. Y es que el resguardo de correos indica que la carta efectiva ha sido recibida en el Ayuntamiento dos días después de ser enviada. La cita es el próximo 19 de julio.

Recordemos que la pérdida de documentación pública, es un delito tipificado el artículo 413 del Código Penal y penado con prisión de 1 a 4 años e inhabilitación de 3 a 6 años. Al parecer, con la desaparición de esta carta, Torrecillas ha evitado poner en conocimiento del Pleno su condición de No-Adscrito y su presunta imposibilidad de ser alcalde.