Tal y como avanzara la presidenta de la Asociación Urbanística Almanzora-No el pasado viernes, una vez concluido el Pleno de la Diputación, este lunes ha formalizado su baja como concejal del Ayuntamiento de Albox.

Marie Therese O´Donoghue (Maura Hillen), presentó un escrito con número de entrada 2976 sobre las 9,30 horas de este lunes 4 de junio, donde expone que por “motivos personales y mis obligaciones como presidenta de AUAN, me veo en la obligación de presentar mi renuncia al cargo de concejal”.

En el escrito, agradece al pueblo de Albox, y a la ejecutiva local y provincial del PSOE, en un tono de discurso, más que de dimisión.

Estas son las razones que ha expuesto públicamente, pero desde La Comarca ya avanzábamos este viernes que detrás de esta dimisión, se encuentran diferentes razones que tienen que ver con cierto abandono que sienten los británicos por parte del PSOE que escenificó esta posición partidaria el pasado viernes al no apoyar una moción en el Pleno de Diputación, que intenta dar solución a las viviendas ilegales en la provincia.

Pero la decisión ya estaba tomada (por ello Hillen ya llevaba su anuncio de renuncia escrito al que dio lectura ante los periodistas una vez concluido el Pleno) y detrás de ella se encuentra la “incómoda” situación partidaria dentro del PSOE, formación por el que AUAN dio la cara en las pasadas elecciones municipales.

Hillen confiesa internamente que duda que sus compañeros -a los que públicamente da las gracias-, sean capaces de resolver los problemas de los vecinos; lo dice alguien que ha convivido tres años con un grupo que poco a poco se va desvaneciendo y goza del dudoso récord de haber perdido siete concejales en esos mismos años, incluyendo la alcaldía, después de obtener la mayoría absoluta en 2015.

La tarde de este lunes, una de las responsables del desaguisado albojense, la Secretaria de Política Municipal e Institucional del PSOE provincial, Adela Segura (quien actualmente tiene mucho menos presencia y protagonismo en el órgano de dirección) visitaba la sede del PSOE local sobre las 18 horas, para conocer el estado de situación de un partido a la deriva, que entre sus logros, también tiene el de haber convertido en alcalde a una persona a la que ellos denominan fascista, que en las elecciones municipales solo cosechó 354 votos y un solo escaño, todo esto con Adela Segura como protagonista y valedora del acuerdo.

Entre 2015 y hoy, los concejales socialistas han pasado de 9 a 7. Una de ellas está en el grupo independiente, otro apoya a Torrecillas y de los 7 restantes, 5 han sido considerados tránsfugas por la justicia, jugada que trajo aparejada también, la ilegalidad cometida al investir a Sonia Cerdán (hoy trabajando para el ISE de Almería) como alcaldesa del municipio.

Por fuera los militantes, más bien los simpatizantes socialistas, no comprenden cómo el PSOE ha permitido todo esto, ya que han autorizado a Rogelio Mena (hoy inhabilitado) a que se presentara a las elecciones mientras estaba imputado, siendo condenado ya como alcalde de Albox. De aquellos polvos vienen estos lodos.

El llamado Caso Rambla donde se han desviado 1,5 millones de euros e innumerables denuncias que mantienen en categoría de investigado a Mena, forman parte del difícil escenario donde el responsable local Tito Carrillo, debe hacer malabares, todos con malos resultados. Carrillo no puede contener la fuga de concejales y no ha podido cumplir con la promesa de “colocar” a alguno de ellos. Eso ha generado fisuras internas, además del ascenso de Cerdán, lo que ha dejado “tocados” a quienes se habían acostumbrado a vivir con 2.500 euros al mes.

Otro de los concejales, no ha dejado su acta, pero ya le ha hecho saber a Carrillo que no irá a los Plenos a pelearse con Torrecillas y está a la espera de su jubilación.

Carrillo también está involucrado en los distintos contenciosos administrativos, que la concesionaria del Centro Agua y Salud, mantiene  con el Ayuntamiento de Albox por entender que les rescindieron la concesión de manera irregular. La misma concesionaria denunció a Carrillo por favorecer a una empresa local y vincular una licencia de apertura, al pago de una deuda entre particulares. “Si logramos demostrar que el Ayuntamiento nos ha quitado la concesión por 50 años del Centro Agua y Salud, el dinero de nuestra reclamación puede llegar a cifras mareantes”, asegura el abogado Francisco Ruano, representante legal de la empresa afectada. Ante estas cantidades, los 23.000 euros con los que lo amenaza Torrecillas, parecen una minucia.

Por eso, ni propios ni extraños entienden los movimientos de Carrillo a quien su jefe en persona (trabaja para una conocida multinacional con sede en Cantoria) le ha dado a elegir entre su cargo directivo y la política. De hecho, familiares cercanos de Carrillo admiten esta situación, que todo el tiempo está fogoneada por el alcalde de Albox quien entre otras cosas, se encarga de hacer llegar los videos de las actuaciones en Pleno de Tito Carrillo al dueño de la empresa.

Viejos militantes a estas alturas y visto lo visto, sugieren con la boca pequeña la constitución de una Gestora, que sea la que guíe los pasos del PSOE de Albox. “Estos se están cargando al partido y los resultados en las próximas elecciones serán catastróficos”, aseguran.

La pregunta del millón, es porqué Carrillo sigue adelante con un grupo cada vez más mermado, con una difícil situación y sin capacidad de respuesta. “Tito no entiende que en vez de lavar su imagen, lo que hace es empeorarla. Él hizo alcalde a Torrecillas. Él mintió a los padres del colegio Fenoy y contribuyó a su cierre. Y si sale lo del Centro de Agua y Salud y deben pagar los vecinos, también será responsabilidad de Tito”, nos comenta un histórico del PSOE que al igual que varios alcaldes del PSOE de pueblos vecinos, no entienden la estrategia del partido en el municipio de Albox.

“Va a hundir al partido y a nosotros nos va a buscar la ruina”, confiesa un ex concejal, temeroso de que la justicia les obligue a devolver a los concejales tránsfugas, los más de 400.000 euros que indebidamente habrían cobrado en todos estos años de legislatura.