Estado actual de la Rambla de Albox a su paso por el núcleo urbano.

Este 2019, concretamente en el mes de julio, se cumplirán 12 años de la providencia de alcaldía que emitía el Ayuntamiento de Albox, donde se establecía que por razones de necesidad y urgencia debía realizarse el encauzamiento de la rambla de Albox a su paso por el núcleo urbano.

Visto en perspectiva, esa necesidad no era tal y tampoco la urgencia, ya que la última riada de la que se ha tenido registro en el municipio, data del año 1973; otra cosa tal vez hubiera sido la urgencia con la que otorgar un proyecto por 387.000 euros a una empresa “amiga” del gobierno de José García y Rogelio Mena (entonces teniente de alcaldía), lo que años después derivó en lo que se ha conocido como el Caso Rambla; un proyecto plagado de irregularidades administrativas y donde el juez determinó el desvío de 1,5 millones de euros.

A ese proyecto se sumó una obra de encauzamiento, un empedrado que hoy, 12 años después vemos como se encuentra en un total estado de abandono, falta de mantenimiento y trabajos a medio hacer, una obra abandonada pero que costó alrededor de los 9 millones de euros de dinero público, que fueron pagados y debidamente cobrados.

La dejadez total de un empedrado que en sus distintos tramos, cruzando el núcleo urbano, nos ofrece arena, grava o un gran bancal donde crecen arbustos que ya decoran lo que de nuevo vuelve a ser el lecho de un río, puede verse con solo asomarse a la rambla de Albox en cualquier parte del trazado por el que discurre.

Es la Rambla del escándalo, de la vergüenza, la que ha enriquecido a unos pocos, la que tiene sentados a algunos miembros y allegados al PSOE albojense en los tribunales. La que a pesar de la millonaria inversión, aun ni siquiera ha sido inaugurada oficialmente y eso que por ella han pasado 12 años y varias administraciones.

Sobre esta obra, denunciada ante la justicia decía la ex presidenta de la Junta de Andalucía Susana Díaz en un conocido programa de televisión matinal, “que se trataba de si el alcalde de Albox (Rogelio Mena y su Secretario de Ideas) entregaba 2 o 3 papeles a la oposición, en un caso que se encontraba en disposición de un juzgado de pueblo”. Por ocultar esta información, Rogelio Mena (hoy candidato a la alcaldía nuevamente encabezando las listas del PSOE de Albox) fue inhabilitado a ejercer como cargo público por un periodo de dos años y medio .

Hoy, sigue abierto el juicio y la investigación y nadie se ha acercado, ni se acercará a hacerse la foto de rigor que exige una inversión de esa naturaleza.

Solo hay que asomarse a la rambla para ver su nulo estado de conservación. Solo hay que imaginarse todo lo que puede hacerse con 9 millones de euros en infraestructuras necesarias en un pueblo que va a menos y no para de perder servicios. Solo hace falta que la justicia dicte sentencia, y a lo mejor conozcamos el verdadero alcance y los nombres de los protagonistas de este gran despropósito, llevado a cabo con dinero público.