A través de la plataforma Change.org, y bajo el lema “no a la tauromaquia en Albox”, se han recogido más de 1000 firmas en solo 24 horas.

Según se desprende del escrito, “en Albox (Almería) el alcalde ha decidido organizar una corrida de toros, cuando en el pueblo no había tradición de esa ‘ fiesta ‘. Alzarse en favor de las corridas de toros es defender lo indefendible, pero aún así necesitamos que nos escuchen, hay un gran porcentaje de gente que no queremos los toros’.

Puede apreciarse, que hay un número importante de vecinos que han decidido hacer visible este desacuerdo, una especie de respuesta a aquellos que han presentado la corrida de toros que está programada para el próximo sábado 3 de noviembre a las 5 de la tarde, como una petición “de las mayorías taurinas”.

Sin poner en entredicho las afirmaciones del alcalde, también son muchos los vecinos que no entienden que el edil intente implementar una corrida de toros cuando la tendencia en el Estado es a desaparecer, algo que inevitablemente acabará sucediendo en una sociedad moderna, en pleno siglo XXI. Esta vez las mayorías silenciosas están decididas a alzar la voz.

En un solo día más de 1000 vecinos se han sumado a esta recogida de firmas que principalmente ha calado en jóvenes que residen dentro y fuera del municipio y que por razones de estudio están viviendo en diferentes localidades pero regresan para las fiestas. También el colectivo de ciudadanos británicos se está movilizando y por supuesto diferentes vecinos de Albox.

Tal es el descontento, que según ha podido saber La Comarca, hasta más de 2 solicitudes de manifestación se han presentado en la subdelegación del Gobierno en la provincia.

La posición de la alcaldía parece clara; primero acabó con el servicio de recogida de animales que prestaba una asociación privada y ahora, está decidido a divertirse a costa de lo que muchos entienden como maltrato animal.