“La Delegación de Medio Ambiente y Ordenación (del Territorio) tiene abierto un expediente sancionador; si tras su resolución hubiera indicios de delito, se trasladará a Fiscalía”, ha sido la respuesta que desde la Junta de Andalucía han trasladado a La Comarca, después de que se hiciera viral, un corte del último Pleno de Albox donde el alcalde Francisco Torrecillas, reconoce un posible delito medioambiental realizado a conciencia.

Después de que desde La Comarca señaláramos la impunidad de las palabras del alcalde de Albox, delante de la Secretaria municipal, que no solo no corrige al regidor, sino más bien le festeja la sorprendente y preocupante sinceridad, muchas han sido las reacciones que se han producido.

El Español, el diario que dirige Pedro Jota Ramírez, Julia Otero –Julia en la Onda, Onda Cero-, o la televisiva Ana Rosa Quintana, se han hecho eco de la información y las imágenes que se han convertido en virales, toda vez que Torrecillas admite que para realizar obras no pide permiso, porque sabe que no se lo van a dar.

Esto no ha caído bien tampoco en el cuerpo de la Guardia Civil, que levantó acta de las infracciones y comprobó como no solo el alcalde no paró la actuación sino que ahora manifiesta que “puede levantarse un día de estos y haré un carril enfrente”.

El gobierno andaluz podría poner el caso a disposición de la Fiscalía, aunque no se descarta que se actúe de oficio ante la afrenta del alcalde.

 

Para el PP “todo se hace mal, hasta lo que puede hacerse bien”

Las actuaciones que se llevan a cabo en el Ayuntamiento de Albox “están mal hechas por sistema” aseguran desde el PP albojense. “Todo tiene un problema, hasta las cosas más insignificantes, como la convocatoria de un Pleno, se hace mal y esto es para alarmarnos ya que no sabemos muy bien en manos de quienes estamos”, aseguran los populares.

Lo cierto es que las advertencias primeras del PP se han convertido en realidad y por ello se destapó lo que hoy se conoce como el Caso Rambla, un delito en el que en la fase de instrucción el juez ha determinado el desvío de 1,5 millones de euros.

La contratación de 11 trabajadores al margen de la ley, también da la razón al PP, ya que en principio se ha establecido que este personal fue literalmente “enchufado” por el partido socialista en sus años de gobierno.

Albox es un municipio de unos 12.000 habitantes que cuenta con el extraordinario récord de llevar cuatro alcaldes en tres años, después que también el partido Popular advirtiera en Pleno la investidura ilegal de Sonia Cerdán como alcaldesa municipal, luego que la justicia entendiera que los nueve concejales socialistas habían violado la ley antitransfuguismo.

Los trabajos de la Rambla –como otras obras iniciadas por Torrecillas-, también han sido observadas por la oposición, y al parecer tendrá el mismo final que las anteriores.

Juan Pedro Pérez Quiles, a este respecto, ha declarado que el PP está “en contra de que se gaste un dinero en hacer algo mal, cuando podía hacerse bien. Se podría haber pedido autorización a la Junta y haber actuado conforme a las instrucciones dadas por la administración”, subraya el edil.

“Sin embargo ahora al coste de la obra, hay que sumar el coste de restituir todo a su estado de origen, y asumir la correspondiente sanción”.

“Una cosa que puede ser positiva y necesaria para los vecinos, se ha convertido, por la soberbia del alcalde, en otro problema y en un perjuicio económico para Albox; al margen de la consecuencias penales que para el alcalde puedan tener estos hechos”, finalizó Pérez Quiles.