Un nuevo varapalo judicial para el ex alcalde de Albox, Rogelio Mena Segura quien actualmente cumple dos años y medio de inhabilitación por ocultar información a la oposición (PP).

Esta vez el Fiscal ha solicitado la apertura de juicio oral por un posible delito continuado de prevaricación y malversación de caudales públicos al entender que el ex Secretario de Ideas de Susana Díaz ha cargado gastos de desplazamientos, alojamiento y manutención a las arcas municipales, “siendo sabedor de la irregularidad de tal proceder”, gastos que se efectuaron “con independencia y sin tener que ver con su condición de Alcalde de Albox”, reza el escrito con las conclusiones del procedimiento abreviado número 64/2016 dimanante de las diligencias previas 68/2016 del Juzgado de Instrucción Nº2 de Huércal Overa.

El Ministerio Fiscal (solicita la apertura de juicio oral ante el juzgado de lo Penal), ha presentado el escrito de acusación contra Rogelio Mena Segura por los delitos de prevaricación (art. 404 del Código Penal), un delito continuado de malversación de caudales públicos (art. 74 y 433 del C. P.), solicitando que se le imponga la pena de 8 años de inhabilitación especial para cargo público, 18 meses de prisión con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y 8 meses de multa a razón de 20 euros de cuota diaria e inhabilitación especial para cargo público y derecho a sufragio pasivo durante 3 años y costas.

En concepto de responsabilidad civil el acusado indemnizará al Ayuntamiento de Albox en 2,010,83 euros por lo defraudado más los intereses legales.

Se requiere al acusado para que en el plazo de un día preste fianza de 7.481,10 euros.

Se declara órgano competente el Juzgado de lo Penal de Almería.

Contra este auto, fechado el 3 de enero de 2018, no cabe recurso.

Recordemos que la justicia ha entendido que se estarían defraudando las arcas públicas, después de aquellos gastos abonados por el Ayuntamiento de Albox a Rogelio Mena, durante su estadía al frente del municipio, entre los que figuran viajes a Madrid y Sevilla al parecer por asuntos de carácter personal, al igual que la asistencia a actos de UGT en la ciudad de Burgos. Comilonas, gin tonics, chuletones y una serie de gastos sin control fueron puestos en manos del Fiscal por parte de la oposición.