La declaración de los funcionarios del Ayuntamiento de Alboxde este pasado 13 de diciembre en el Juzgado Nº 1 de Huércal Overa, hacen suponer que las cartas extraviadas en el Ayuntamiento de Albox, en realidad no se perdieron, sino que presuntamente habrían sido entregadas en mano al alcalde Francisco Torrecillas.

Según ha podido saber La Comarca Noticias, tanto la primera carta enviada por CILUS al Ayuntamiento de Albox, como la segunda comunicación, cuyo contenido en ambas sería la desafectación de Torrecillas de esa formación, por la que se presentó a las elecciones municipales, nunca fueron registradaspor mesa de entrada. Presuntamente, por orden del alcalde, Francisco Torrecillas, las comunicaciones había que entregárselas a él, algo que escapa al normal funcionamiento de una administración.

Por este motivo la justicia ha decidido imputarle al alcaldede Albox un supuesto delito de infidelidad en la custodia dedocumentos públicos y apropiación indebida, al entender la justicia que el edil podría estar cobrando indebidamente 1500 euros al mes como concejal de CILUS, siendo presuntamente, concejal No-Adscrito.

Torrecillas (CILUS) habría cobrado hasta septiembre de 2018, unos 37.000 euros, sin, presuntamente, tener derecho a ello por su condición de No-Adscrito.

Para uno de los letrados consultados por La Comarca Noticias, esto “podría deberse a que Torrecillas conocía el contenido de la carta, ya que en el mes de julio de 2016, se le envió otra a su domicilio particular con un contenido similar”.

Parte del contenido del comunicado al Ayuntamiento de Albox por CILUS redactado el 4 de julio de 2016 por el entonces Secretario General Miquel Barea García:

Por la presente, le notificamos que en reunión celebrada el 20 dejunio de 2016, el Comité Ejecutivo nacional de Ciudadanos Libres Unidos – CILUS ha acordado retirar al grupo municipal de CILUS Albox el permiso de usar el nombre y las siglas del partido, de actuar públicamente en representación denuestro partido o de aparecer en cualquier otra forma bajo el nombre y las siglas de Ciudadanos Libres Unidos.

Las razones para esta decisión son su reiterada indisciplina al no seguir ni el Ideario ni los Estatutos de CILUS, de no asistir, como cargo electo de CILUS, a las reuniones del Consejo General, de no informar puntualmente sobre las actividades e intervenciones del grupo municipal de CILUS en los plenos y de no coordinar con el Comité Ejecutivo y sus secretarías ejecutivas decisiones tan importantes como las de apoyo a otros grupos políticos.

Otros frentes judiciales. El asfaltado de la rambla sin permiso, en la mira de la justicia

La Junta Electoral habría visto indicios de delito ordinario, en una cena que Torrecillas celebró gratis (a cargo de todos los contribuyentes) el pasado mes de noviembre en el edificio del Centro de Agua y Salud de Albox.

Denuncia que se suma a la nueva e inminente imputación del alcalde de Albox por haber obrado en la rambla sin los permisos correspondientes y desobedeciendo al SEPRONA, tras haberlo confesado en un pleno municipal el propio Torrecillas. Estos casos que ya están en los juzgados hacen suponer que el fututo político y personal del regidor de aquí en adelante, tendrá que dirimirse en los juzgados.