Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) en apenas tres años, el municipio de Albox ha perdido 286 habitantes. Ha pasado de 11.715 a 11.429 vecinos, una tendencia a la baja, que afecta a prácticamente todos los municipios del interior de la provincia.

Se da la circunstancia de que en este municipio en concreto, en este curso escolar, se ha cerrado uno de los colegios públicos. El Francisco Fenoy ha desaparecido, y para el próximo año, de nuevo la ratio, si no se hace nada por evitarlo, podría poner en peligro una de las unidades del CPR Medio Almanzora en su sede del Llano de los Olleres.

Es el llamamiento de madres y padres en esta pedanía histórica albojense, donde cuatro niños se irán al instituto, y con ello, solo quedarán 21 alumnos para el próximo curso. “Necesitamos al menos cuatro matrículas más para el año que viene, porque si no, según la ratio, podríamos perder una de las unidades, una de las clases y uno de nuestros maestros” explica Mari Carmen Guillén, madre de uno de los alumnos del colegio.

Si el CPR Medio Almanzora de esta pedanía no consigue llegar al menos a 25 alumnos, podrían agruparlos en dos clases multinivel, y perder profesores y calidad en la atención de sus niños. “No es problema de que no hay niños para matricularse en las pedanías que dependen de este colegio, el problema es que hoy en día, las familias necesitan servicios como el aula matinal y comedor para poder conciliar la vida laboral y familiar. En los colegios del núcleo urbano cuentan con esos servicios y aquí no, al final, los obligan a irse a otros colegios” añade otra de las madres que trae a su hijo a este colegio rural y defiende su calidad, “porque aquí somos una gran familia. Nuestros hijos reciben una atención y una educación muy personalizada y con unos resultados muy buenos” asegura María Dolores López.

Precisamente esta semana la Delegada de Educación de la Junta en Almería, Francisca Fernández, visitaba el municipio, y concretamente esta pedanía. En una reunión con parte de la comunidad educativa y algunos de los padres, confirmó que para el próximo curso hay 21 matrículas y que “aún no hay nada decidido, está todo abierto”. Animó a los padres y maestros a que presentaran unas solicitudes justificadas solicitando los servicios de aula matinal y comedor, aunque según adelantan las madres “en los dos últimos años ya lo hemos pedido y nos lo han denegado”.

Resultan imprescindibles discriminaciones positivas para zonas rurales y municipios pequeños, planes de empleo, prestaciones y servicios que permitan fijar la población joven al territorio a través de programas específicos. O se dota a la escuela rural de servicios como los que cuentan el resto de colegios, como transporte escolar, aula matinal o comedor, o veremos que hoy es una unidad en el colegio, casi sin darnos cuenta, eliminarán otra clase, y llegará un momento en el que la administración competente, en este caso la Junta de Andalucía, tendrá una nueva justificación numérica y monetaria para cerrar otro colegio en el municipio de Albox.