Este viernes 13 de octubre, la Fiscalía Provincial de Almería, ha dado la razón al Partido Popular de Albox y solicita que se estime el recurso interpuesto contra el Pleno Ordinario del pasado 29 de junio, por no ser convocado en tiempo y forma. Hecho que impidió que los concejales dispusieran de la información necesaria con la que asistir a la sesión, y que ahora podría ser declarado nulo “ya que no tuvieron el plazo establecido legalmente para conocer y debatir los puntos a tratar”.
Así lo recoge el escrito con fecha 26 de septiembre de 2017, firmado por la Fiscal Cristina Galindo Durán, quien entiende que “se ha vulnerado el derecho fundamental consagrado en el artículo 23 de la Constitución”.

La aceptación a trámite de la Fiscal al recurso interpuesto por el PP ante esta ilegalidad, se enmarca en algo mucho más grave, según el portavoz Popular Juan Pedro Pérez Quiles; “y es que desde el mes de marzo no se ha convocado ni celebrado legalmente un Pleno Ordinario”.

Según el PP “no podemos tolerar que el último pleno ordinario válidamente celebrado en nuestro municipio fuese en marzo”. ” El alcalde tiene la obligación legal de convocar plenos ordinarios cada dos meses puesto que así lo impone la Ley 7/1985, reguladora de las Bases del Régimen Local, y no hacerlo, retrasa asuntos importantes o necesarios para el día a día del municipio y de los vecinos e impide la labor fiscalizadora de la oposición”.

El hecho de no celebrar Plenos Ordinarios, no solo viola los derechos de los concejales y la representación que los vecinos han delegado en nosotros, sino que es “indicativo del caos existente y la ingobernabilidad en la que Torrecillas y el PSOE y su famoso pacto de Aranjuez han sumido al Ayuntamiento de Albox en el último año, más preocupados de sus diferencias personales e internas, que de trabajar por el desarrollo y beneficio del municipio”.

Las palabras del edil toman mayor dimensión, toda vez que desde hace hoy casi dos semanas que los concejales del equipo de gobierno de Torrecillas –excepto uno-, han presentado su dimisión “irrevocable” y “roto” el pacto de gobierno que convirtió en alcalde a Francisco Torrecillas, quien se alzó con la alcaldía con 354 votos y un solo concejal.

“Entre todos han dejado a Albox en una situación sin precedentes y que pasará a la historia. Es un acto de terrible irresponsabilidad haber dejado a una sola persona al frente de la junta de gobierno, la cual lleva ya dos semanas sin reunirse, decidiendo de modo arbitrario y unilateral los asuntos que son de interés general. Un hombre que de no haber sido por los concejales socialistas, jamás hubiera asumido la alcaldía”, afirma Pérez Quiles.

Para el PP, “los Plenos ordinarios incluyen el punto de ruegos y preguntas, donde trasladamos los problemas e inquietudes de los vecinos, y no convocarlos es una muestra más de la falta de transparencia y opacidad consecuencia directa del pacto de gobierno establecido. Ellos siguen a lo suyo, no quieren hablar ni dar explicaciones, y para evitarlo, no convocan a Plenos”.