Sorpresa en redes sociales la noche del martes cuando en el muro de facebook de un periodista se filtró la respuesta de Torrecillas a la secretaria de política municipal del PSOE provincial Adela Segura, a propósito de los cinco puntos presentados por los concejales del PSOE albojense, requisitos básicos para mantener un pacto de gobierno que ya hace aguas por todos lados.

Este martes 7 de los 8 los concejales socialistas daban un ultimátum por escrito al propio Torrecillas que vencía en el día de ayer. Los ediles se encargaron de decir a quien les quisiera escuchar (concejales en la oposición, periodistas y vecinos en general), que están hartos de esta situación y de las formas autoritarias del hombre que ellos mismos han hecho alcalde de Albox. “Nos equivocamos, no sabíamos que él era así y ahora estamos pagando las consecuencias”, admitían.

Pero lo cierto es que las consecuencias la están pagando los vecinos del municipio después de ver como se ha cerrado el parque de bomberos, el colegio público Fenoy, bares, restaurantes y ahora está en peligro el propio mercado, referencia histórica del comercio de Albox.

A pesar del pedido de los concejales socialistas de Albox, el alcalde lejos de cumplir con lo solicitado, subió la apuesta, y en vez de contestar a sus aliados en el gobierno municipal, lo que hizo es apuntar directamente a la parlamentaria andaluza, la zurgenera Adela Segura, muy cuestionada por la militancia y una de las valedoras del pacto que hoy mantiene al ex presidente de Alianza Popular en el sillón municipal.

El escrito del edil no tiene desperdicio y trasluce el desprecio con el que trata a sus compañeros, algo de lo que éstos se quejan en privado y que ayer reflejaron en un escrito reclamando “respeto” y “cumplimiento” de compromisos, algo que a priori llama la atención porque en este pacto de gobierno la mayoría la tiene el PSOE, que permite al regidor actuar como si tuviera mayoría absoluta, hecho que ayer varios vendedores reclamaron a los concejales socialistas.

En cuanto a la restitución de Tito Carrillo, Torrecillas le comunica Adela Segura que lo hará “inmediatamente cuando hagas la tarea que te encomendé”. En los círculos políticos se especula que se refiere a la presidencia del consorcio de la basura, un mensaje que entraña una manera particular de entender el funcionamiento de a política, poniendo a Carrillo como rehén y condición de una “tarea” cuyos interlocutores debieran explicar su contenido.