En el Ayuntamiento de Albox, y a pesar de que diferentes temas son tratados y votados en sesión plenaria, su resolución luego no es aplicada, como es esperaba que ocurra.

Esto, además de ser constitutivo de una clara irregularidad, no parece que a nadie afecte aunque si a los vecinos del municipio.

El Pleno -órgano soberano-, ha votado que el mercadillo vuelva a su sitio original, que las obras que se llevan a cabo pasen por sesión plenaria, o incluso que se permita a los vecinos aparcar, cuando los coches “oficiales” están guardados y nadie ocupa estas plazas reservadas.

Concretamente el en Pleno del día 18 de enero de este año, se acordó cambiar el cartel que se encuentra fuera del consistorio, que prohibe aparcar -excepto vehículos oficiales y autorizados- a los vecinos, entre las 7 y las 21 horas.

En aquel Pleno se trató la moción del PP con carácter “urgente” y se solicitó eliminar algunas restricciones (privilegios al decir de los Populares) que constituirían un “agravio comparativo”.

El alcalde Francisco Torrecillas, según recoge el acta, manifestó que no se podía aparcar en un lugar reservado para dos coches oficiales y que la restricción es solo para días hábiles de lunes a viernes desde las 8 y hasta las 3 de la tarde.

Sin embargo el cartel que aun está en calle Rosario dice bien claro que no se puede aparcar de 7 a 21 horas; lo peor de todo, es que se aseguró que se cambiaría y no se ha realizado la modificación. Los agentes municipales siguen considerando este horario (de 7 a 21 horas) a la hora de confeccionar las multas.

Esto es lo que decía el alcalde en el Pleno del pasado día 18 de enero que está reflejado en el acta del Ayuntamiento: